ESTE domingo se vivió la noche de rescate en “La Voz México”, que se convirtió en una noche de talento y competencia, donde Julioge, Mario Velásquez, María José y Bernardo Espadas, fueron los vencedores y ganaron la oportunidad para seguir en la competencia.
Previo a estas participaciones de los concursantes que pelearían por regresar al concurso, Wisin abrió la velada musical con la presentación de su nuevo sencillo titulado “Qué viva la vida”.
El equipo de Marco Antonio Solís fue el primero en presentarse. Tanto el coach como su asesora Edith Márquez eligieron a dos de sus eliminados en las batallas, ellos fueron Fernanda Ostos y Julioge, quienes compitieron por el único lugar disponible en su grupo.
Wisin y Yandel evaluaron junto a Prince Royce quiénes de sus integrantes merecían una nueva oportunidad, los favorecidos fueron Mario Velásquez y Alejandro Borja.
Marco Antonio Solís y David Bisbal llenaron de romance el foro de La Voz… México con su propia adaptación de “Historia de un amor”, versión exclusiva de estos dos triunfadores de la música hispana.
Por su parte, David Bisbal y Paty Cantú decidieron que María José y Lorena Vignau recibirían la oportunidad de enfrentarse en el escenario, para regresar al equipo del cantante español.
Los elegidos por Alejandra Guzmán para enfrentarse en el rescate fueron Michel Domenssain y Bernardo Espadas. Luego de esta difícil decisión, Alejandra Guzmán les dirigió unas palabras de aliento a los participantes que no seleccionó, emocionada hasta las lágrimas por haber tenido que dejar participantes en el camino.
Esta semana será decisiva para todos los participantes, pues se estrenará una etapa en esta emisión, los knockouts, en donde cada coach formará equipos de tres y sólo uno tendrá la oportunidad de pasar a los shows en vivo. En este momento cada equipo está formado por 12 integrantes, y luego de los dos programas de knockout sólo quedarán cuatro cantantes por coach.