Dulce Gómez

El presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, informó que hasta el momento 25 edificios públicos sufrieron daños, tras el sismo de 7.1 grados en la escala de Richter, que se registró después de las 13:00 horas de ayer.
Aunado a ello, dijo que las labores por parte de los empleados del Gobierno Municipal quedaron suspendidas hasta nuevo aviso, a fin de preservar la seguridad de los mismos.
En este tenor, el alcalde capitalino se dijo sorprendido que el movimiento telúrico que ocasionó un importante número de fallecimientos -siete en la ciudad- ocurriera a 32 años del terremoto de 1985.
“Instruímos la evacuación del Centro Histórico como una medida preventiva. Muchos de los edificios tuvieron daños y lamentablemente siete personas perdieron la vida”, expresó previo a reunirse con el gobernador del estado, José Antonio Gali Fayad, y otros funcionarios del gabinete.
A la par, refirió que personal de Protección Civil en coordinación con el Estado procedió a la revisión de iglesias, espacios que también sufieron daños.
“Tenemos un reporte de 25 edificios dañados. Se están revisando edificios públicos, escuelas e iglesias”, mencionó el munícipe.
Abundó que los espacios dañados son escuelas, iglesias, hospitales, casonas y otros que ya son supervisados. A la par, acotó que se estableció un Centro de Control y Mando en El Paseo Bravo y en Rancho Colarodo, a fin de reunir toda la información en torno a este tema.
En cuanto a las juntas auxiliares, Luis Banck reportó saldo blanco en las 17 juntas auxiliares de Puebla.
Aunado a lo anterior, Banck Serrato expuso que la recomendación es que la población no salga y si lo hace no caminar por las banquetas. Además de que las personas mantengan la calma y estén muy atentos a las recomendaciones de Protección Civil.

LA CIUDAD ESTÁ DE PIE

De igual manera, Luis Banck aseguró que la Ciudad está de pie. Detalló que la luz eléctrica y el sistema de semaforización están prácticamente restablecidos y que resultado de la evaluación de afectaciones, se tiene el reporte del lamentable fallecimiento de siete personas, así como posibles daños en 46 edificios, cinco de ellos públicos. Por lo anterior, se decretó la suspensión de labores hasta nuevo aviso, para los trabajadores del Gobierno Municipal que laboran en instalaciones del Centro Histórico.
En tanto, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) intensificaron patrullajes en diversos puntos de la capital con el objetivo de preservar el orden y la calma, así como proteger los bienes patrimoniales de los ciudadanos. Cabe señalar que hasta el momento no se reportan robos ni saqueos como se anunció falsamente en redes sociales.
El Sistema Municipal DIF activó el dormitorio (ubicado en el Camino al Batán s/n, esquina Juan Rojas Flores) como albergue para dar atención a familias afectadas por el sismo. Este espacio puede recibir hasta 350 personas y cuenta con servicios de regaderas, colchonetas, cobertores, agua, comida, donación de ropa, médicos, enfermeros y vehículos para transporte.
Entre las vialidades que fueron intervenidas destacan: bulevar 5 de Mayo, bulevar Xonaca, avenida 31 Poniente, bulevar Esteban de Antuñano, así como el primer cuadro de la Ciudad.
Además, para las labores en el retiro de escombros participaron 34 trabajadores del Ayuntamiento, 45 voluntarios, 14 vehículos, 10 camionetas pick up, dos volteos, un kodiak y una pipa.

Se recomienda a la población:
• Si detectas daños estructurales en el inmueble, desocúpalo y repórtalo a la Unidad Operativa Municipal de Protección Civil.
• Utiliza el teléfono sólo en emergencias.
• Recuerda que puede haber réplicas por lo que es importante mantenerse alerta.
• Hay que mantenerse informado y seguir las indicaciones de las autoridades.
• No hacer caso ni difundir rumores
• Estar atentos a los reportes oficiales a través de las redes sociales y los medios de comunicación
• En caso de que no funcionen los semáforos, manejar con precaución y permitir el paso 1X1.
• Si se circula o camina cerca de alguna construcción acordonada, al presentar algún riesgo, transitar por el centro de las calles.
• No transitar debajo de marquesinas.
• Si fuera necesario trasladarse a un albergue.