• Les robaron el equipo de cómputo y otros objetos de valor, incluso el tanque de gas.

Odilón Larios Nava.- Amantes de lo ajeno vaciaron el kínder Chimalpopoca, ubicado en la colonia Puebla Textil. Los bandidos ingresaron por la noche-madrugada del viernes y sustrajeron el equipo multimedia, así como juegos infantiles y otros objetos de valor incluido el tanque de gas.
Por la mañana al llegar los maestros de la escuela, esto es alrededor de las 08:00 horas, notaron que la puerta trasera estaba abierta, desde ese momento, la directora del plantel, María Teresa Matías López, temía lo peor. Al ingresar confirmaron que les habían robado.
De inmediato llamaron al 066, y al llegar los policías informaron que por la madrugada habían tenido otra llamada de alerta, pero al llegar notaron la puerta abierta y alguien salió para decirles que no pasaba nada que todo estaba en orden, y de esta manera los ladrones engañaron a los uniformados.
Los delincuentes lograron sustraer 14 computadoras completas, incluido los reguladores, un proyector, una impresora, un escáner. Todo eso estaba dentro del aula de medios que les fue entregada en septiembre, la cual tuvo una inversión de 200 mil pesos.
Además de lo anterior, los ladrones se llevaron material didáctico, en el aula de cocina robaron el horno de microondas y el tanque de gas. Del patio central se llevaron juegos infantiles que tuvieron que desprender. “Es una pena y tristeza que haya pasado esto, porque los más afectados son los niños, se tuvo que suspender clases, ya que van a llegar peritos a tomar huellas, además de que tengo que acudir a presentar la denuncia al Ministerio Público”, apuntó la directora de la escuela.
Cabe señalar que no es la primera vez que esta escuela es robada, en el año 2012 también fue objeto de robo. En aquella ocasión también les robaron computadoras y material didáctico, así como televisores.
Por lo anterior los profesores y padres de familia exigieron mayor vigilancia a la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), para reforzar la presencia policial en la zona.