•Personal de la Agencia participó con elementos de Pemex y autoridades municipales, estatales y federales en la aplicación de los protocolos de atención a emergencias tras el siniestro en el oleoducto Poza Rica-Salamanca

•ASEA realizará los análisis correspondientes para determinar el origen de la fuga

Huauchinango, Pue.- Personal de la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), en coordinación con la Profepa, cuantificará los daños ambientales y materiales del incendio y derrame de combustible registrados la mañana de este viernes en el oleoducto Poza Rica-Salamanca, a la altura de la localidad de Venta Chica, municipio de Huauchinango, Puebla, sobre la autopista México-Tuxpan.
Junto con elementos contraincendios de Pemex, Bomberos Municipales, el Ejército, Policía Estatal y Municipal y Protección Civil Municipal, personal de la ASEA acudió al lugar del derrame para colaborar en la aplicación de los protocolos de atención a emergencias.
No se reportan personas lesionadas hasta el momento. En cuanto se suscitó el derrame en el oleoducto, alrededor de las 05:00 horas, Pemex procedió a suspender su operación y la Policía Federal cerró el paso vehicular en la autopista. El incendio, que afectó principalmente un área boscosa aledaña a la vía, quedó sofocado poco antes de las 11:00 horas.
Aunque todo parece indicar que el derrame fue causado por una toma clandestina, el personal de la ASEA realizará los análisis causa-raíz correspondientes para determinar el origen de la fuga. Por su parte, Pemex llevará a cabo los análisis de integridad mecánica del ducto para confirmar que éste se encuentre en condiciones seguras para reiniciar operaciones.