• Destina 50 mdp adicionales para comedores comunitarios
• Anunció que las becas de Oportunidades, se extienden a universitarios

A un año de iniciada la Cruzada Nacional contra el Hambre planteada por el presidente Enrique Peña Nieto, más de tres millones de mexicanos comen mejor y tienen condiciones de vida más dignas, aseveró la Secretaría de Desarrollo Social en el país, Rosario Robles Berlanga de gira por Puebla para entregar recursos e iniciar programas y acciones en zonas de marginación en la capital poblana y zonas conurbadas.
La inclusión de municipios como Puebla fue criticada, pero se ha demostrado que la política social del jefe de la nación va por el camino correcto y avanza exitosamente aseveró la titular de la Sedesol desde la junta auxiliar de San Andrés Azumiatla donde acompañada del gobernador Rafael Moreno Valle y del alcalde Antonio Gali Fayad, entre obras y acciones por 242 millones 24 mil pesos.
Durante la gira de trabajo por los municipios de Puebla y San Pedro Cholula, los representantes de los tres niveles de gobierno entregaron 98.5 millones de pesos para techos dignos; 64.3 para electrificaciones; 32.1 para el arranque de obras de infraestructura social; 15.3 para obras de agua potable y 14.5 para semillas y fertilizantes.
Así como 11 millones 74 mil pesos para empleo temporal; 6.2 millones de pesos para estufas ahorradoras de leña y 531 mil 400 pesos del Programa Oportunidades. Además Rosario Robles anunció 20 millones de pesos para apoyar la mejora del Banco de Alimentos de Puebla.
Desde esta junta auxiliar, la titular de Sedesol confió en que, gracias a la Cruzada Nacional contra el Hambre, se logrará que todos los poblanos ejerzan su derecho a la alimentación y anunció un presupuesto de 50 millones de pesos adicionales para que se pongan en marcha los comedores comunitarios que garanticen un mejor abasto alimenticio a niños, mujeres embarazadas y adultos mayores.
“Cuando pusimos en marcha la Cruzada Nacional contra el Hambre, se nos cuestionó que hubiéramos incorporado a municipios como Puebla; que una ciudad de tanto desarrollo y progreso estuviera integrada a una estrategia de combate al hambre y la pobreza. Y, les dijimos con datos muy precisos de los órganos encargados de evaluar la pobreza, que en las ciudades también hay hambre y que el habernos olvidado de esta realidad tenía al país en una condición de deterioro, polarización y encono social. Por eso, cuando llego a localidades como ésta, me siento tranquila de las decisiones que tomamos”, manifestó.
Robles Berlanga también anunció para este año la ampliación a las ciudades del programa Oportunidades, así como de las becas que se entregan hasta nivel bachillerato y que a partir del próximo ciclo escolar se otorgarán a estudiantes de nivel superior, en una estrategia que será fortalecida con la apertura de 150 mil plazas por parte de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
La funcionaria, destacó el trabajo transversal y coordinado que implica la Cruzada Nacional contra el Hambre, al involucrar a 19 dependencias federales y los tres órdenes de gobierno para concretar las acciones de combate a la pobreza.
“Vamos a seguir trabajando de la mano del gobierno del estado y los gobiernos municipales, sumando esfuerzos para que la Cruzada Nacional Contra el Hambre, muy pronto en Puebla, pueda levantar bandera blanca y decir que todos los poblanos ejercen su derecho a la alimentación”, concluyó.
En su oportunidad el gobernador Rafael Moreno Valle agradeció la entrega de apoyos que permitirán a Puebla avanzar en la reducción de indicadores del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), en materia de calidad de vivienda y carencia alimentaria que, además de la capital poblana, también afectan a familias de la Sierra Norte, la Mixteca, la Sierra Nororiental y Oriente del Estado.
Con la coordinación de los tres órdenes de gobierno, agregó el mandatario poblano, se puede reducir la pobreza, un ejemplo, dijo fue la aportación de los 98.5 millones de pesos donde del Gobierno de la República entrega los techos y el estado junto con el ayuntamiento de Puebla invierten en las estructuras de soporte, para favorecer a los habitantes de las juntas auxiliares de San Miguel Canoa y San Andrés Azumiatla.
Moreno Valle agregó que en la búsqueda de maximizar el impacto social de cada peso, ha sido fundamental la colaboración de los tres órdenes de gobierno y el cambio de reglas de operación de los programas, pues ahora se incentiva a los municipios que invierten en mejorar sus indicadores, promoviendo también el interés de los alcaldes por impulsar obras de servicios básicos, salud y educación de calidad.
En tanto, el presidente municipal de Puebla, Antonio Gali señaló que el trabajo conjunto entre los tres órdenes es y será clave en la Cruzada Nacional contra el Hambre.