Por Jesús Lemus/Puebla

La delegación de la Cruz Roja de Puebla atiende al año 18 mil accidentes, de los cuales un 15 por ciento corresponde a personas que manejan y se encuentran bajo los influjos del alcohol o drogas, declaró el titular de la institución, Juan Manuel Cervantes.
Así lo puntualizó en su visita por el Congreso del Estado, donde firmó un convenio de colaboración con los diputados locales para atender temas relacionados a la asistencia humanitaria.
En este sentido, el delegado de la Cruz Roja, celebró la iniciativa de los diputados locales para cancelar de manera definitiva la licencia de conducir a los choferes que bajo los influjos del alcohol provoquen la muerte de una persona.
Comentó que estas llamadas de emergencia se atienden en su mayoría por las noches; por lo tanto, la Cruz Roja ha reforzado los trabajos para responder en un plazo de 8 minutos cualquier solicitud de auxilio.
Señaló que la Cruz Roja implementa política públicas que van enfocadas a diversas pláticas en las instituciones educativas, para concientizar a los jóvenes sobre las desventajas de conducir en estado de ebriedad o bajo el influjo de alguna droga.