El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray, declaró que la crisis migratoria que está sucediendo actualmente “pondrá a prueba la relación de México- Estados Unidos”.

 

“A partir de lo que está ocurriendo en territorio nacional, es uno de los puntos de mayor tensión en nuestra relación y hoy en virtud de un fenómeno inédito, con el carácter de una auténtica crisis humanitaria”, expresó.

 

Dichas declaraciones fueron en medio de la reunión con el presidente Enrique Peña Nieto donde se reunió el el equipo negociador del Acuerdo Comercio México,Estados Unidos y Canadá (T-MEC), donde también participaron el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo; y el jefe negociador del tratado, Jesús Seade.

 

El canciller mexicano recordó algunos de los momentos más tensos durante las negociaciones del T-MEC pues Donald Trump tenía intenciones de cancelar dichas negociaciones. Sin embargo, Peña Nieto logró abrir un canal de comunicación y destacó que después de esos obstáculos, se llegó a una negociación con Estados Unidos y Canadá.

 

“Y aquí el mérito hay que decirlo, sin escatimarlo, es del presidente Enrique Peña Nieto y el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador”, comentó.

 

Por otro lado, el titular de la Secretaría de Economía (SE) subrayó que las negociaciones fueron de gran aprendizaje para México y dijo que “las políticas públicas no se sostienen por arte de magia”.

 

“Es que en una democracia abierta, o en democracias abiertas en el mundo, las políticas públicas no se sostienen por arte de magia. No podemos simplemente pensar que porque fuimos exitosos hace más 2 décadas y media, las sociedades van a seguir validando lo que construimos, si desatendemos esas políticas públicas, veremos como se erosionan con el tiempo y el tiempo nos dio varias alertas que desatendimos”,reiteró.

 

A su vez, Peña Nieto aprovechó para agradecer al equipo negociador del T-MEC y destacó el trabajo de Seade que junto con López Obrador mostró una gran disposición misma que permitió establecer un frente común.