El Presidente Enrique Peña Nieto, dio a conocer que en el esfuerzo para la universalización de la salud en el país “estamos trabajando para optimizar nuestros espacios, tarea a la que está dedicada hoy la Secretaría de Salud, y que se ha concretado ya con algunos gobiernos. Esto se seguirá ampliando a otros gobiernos estatales y permitirá optimizar la infraestructura que se tiene del sector salud”.

Precisó que ello no será suficiente, por lo que “también hemos venido creciendo la infraestructura en materia de salud. Se están construyendo más clínicas, más hospitales de las distintas instituciones, para que esa ampliación pueda asegurar la plena cobertura en la protección a la salud de los mexicanos”.

Indicó que para disminuir los tiempos de espera para quienes llegan a una clínica, o a solicitar el servicio en un hospital, “se han diseñado mecanismos en las diferentes instituciones, a las que además les he instruido para que hagan también una campaña de difusión amplia de cómo acortar los tiempos de espera”.

“Estamos dando los primeros pasos en este esfuerzo por hacer un mejor uso de nuestras instalaciones, para tener mayor capacidad en las camas, y para poder realizar cirugías los fines de semana, algo que anteriormente no ocurría. Hoy ya se realizan cirugías durante los fines de semana; con ello estamos contribuyendo a disminuir el déficit que había de cirugías pendientes, y estoy seguro de que habremos de lograr empatar y lograr que todas las cirugías programadas se atiendan, ahora ampliando el esfuerzo hacia los fines de semana”, puntualizó.

Dichas acciones las resaltó tras encabezar el jueves la conmemoración del Día internacional de la Enfermería, donde externó su felicitación con respeto, afecto, y enorme gratitud a los más de 300 mil enfermeros y enfermeras “que dedican su esfuerzo, su entrega diaria, a velar por la salud de los mexicanos”.

Resaltó que los profesionales de la enfermería en el país, que están dedicados a esta vocación y a la tarea de servir, “lo hacen con absoluta entrega, con calidez, humanismo, con una vocación de servicio para apoyar a quien está pasando por un momento de dolor, o por el padecimiento de alguna enfermedad”.

De igual forma el Titular del Ejecutivo destacó que “Todas las instituciones del Estado mexicano hoy tienen claramente definidas cuáles son las distintas acciones que tienen que realizar, y que están cumpliendo, para asegurarse que haya calidad y calidez en el servicio que prestan a todas y todos los mexicanos”, señaló.

Expresó también su reconocimiento a las organizaciones sindicales de las instituciones del Sector Salud que, en un compromiso compartido, que va más allá de los contratos colectivos y de los acuerdos que han alcanzado en el pasado, hoy asumen la misma mística y se han comprometido para que en los contratos laborales “se complementen los esfuerzos orientados a la calidad y a la calidez en el servicio que se presta”.

Peña Nieto resaltó que entre las acciones que se han llevado a cabo para mejorar la calidad y la calidez en el servicio, está la profesionalización del trabajo de enfermería. Eso ha permitido, añadió, que en tres años más de 8 mil trabajadores se hayan adherido a este Programa, que también les ha significado “una mejora en sus ingresos a través de cambios en la retabulación y mejora salarial”.

Agregó que también se han extendido los esfuerzos para dar cabida a un mayor número de becarios, “para que aquellos que estudian en las instituciones de educación superior para prepararse y formarse como enfermeros puedan trabajar y recibir una beca, para que mientras estudian puedan tener prácticas laborales y recibir un ingreso”.

“Hoy se ampliado este esfuerzo a 5 mil becas más, de tal suerte que ya hay 34 mil estudiantes de esta profesión que están teniendo una beca, y eso les permite tener la certeza de que mientras se están preparando, están recibiendo también un beneficio económico”, apuntó.