ING. OSCAR LÓPEZ MORALES

De nueva cuenta el fin de semana se registro otro hecho violento a bordo del sistema de transporte, Ruta 68 unidad 11, según lo consignaba la narracción de un pasajera que logró resguradr su celular y grabar los momentos de terror que vivieron después los pasajeros asustados.
Fueron 8 sujetos los que encañonaron a una señora de la tercera edad y otra mujer embarazada la amenazaron una navaja en el vientre, quienes barrieron con todo y lo peor, según el relato que de inmediato de volvió viral en facebook y redes socales, fue que una patrulla que se ubicaba enfrente de donde se registraba el atraco, no hizo ni el mínimo intento por detenerlos.
Claro, eran 8 y ellos solo dos pero ello revela que no existe estrategia para reaccionar ante estas situaciones.
El arzobispo Víctor Sánchez de nueva cuenta hizo un llamado a las autoridades para detener esto que parece imparable.
Y precisamente después de que se conoció este asalto, surgió también en redes una peligrosa campaña donde se hace un llamado a hacer justicia con propia mano.
Nada sencilla la tarea que tiene ante sí Manuel Alonso al frente de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal

Muy penoso resultó el momento en que que personas de San Luis Potosí, le gritaban “asesina” a Margarita Zavala durante su visita a aquella entidad, como parte de su intenso recorrido que realizará en 31 días por todo el país.
Resulta que, muy cercano al aniversario de la tragedia en la guardería ABC y donde un familiar suyo era la dueña de la concesión o del permiso de esta estancia infantil, que, evidententemente operba con severas irregularidades que terminaron con la vida de 49 menores y más de 160 resultaron lesionados.
Un grupo de personas se volcó al paso de la aspirante a la presidencia de la República y no pararon de gritar hasta que se retiró en su camioneta.
No cabe duda que las sombras del pasado persiguen y les salta a los políticos, cuando menos se lo esperan.

El periódico Reforma informó este fin de semana que fue liberado el militar acusado de la presunta ejecuciò del delincuente en Palmarito aquél fatídico 3 de mayo.
Uno de los argumentos del juez que analiza el caso fue:
“La línea entre el soldado bueno y el soldado malo no puede ser tan difusa ni tan frágil, ellos están arriesgando su vida por defender a la sociedad”. Además, desestimaron la validez de los tan polémicos videos y su origen.