• La dejaron amarrada de manos en la comunidad de Zoyatla, en Tepeojuma.
• La mujer se negó a declarar en un primer momento, por lo que se desconoce qué le ocurrió.

Odilón Larios Nava.- A orillas de carretera, en el paraje Las Cruces, en la comunidad de Santa María Zoyatla, en Tepeojuma, al mediodía de este lunes paramédicos y policías auxiliaron a una mujer a la que le fueron amputados dos dedos de cada una de las manos. La dejaron sangrando y con las manos amarradas. Se presume que la mujer estuvo privada de la libertad, pero se desconoce si se trató de un secuestro u otra situación.
El reporte de la mujer en tales circunstancias lo recibieron las autoridades a las 12:30 horas de este lunes, que fue cuando localizaron a la mujer en las condiciones antes descritas en el paraje conocido como La Cruces, en la comunidad de Zoyatla.
Según fuentes policiales, la mujer responde al nombre de Pilar R. H., de 49 años de edad. La fémina dijo ser originaria de la ciudad de Puebla y trabajar para una tienda departamental en la colonia La Guadalupana.
Siguiendo con esos reportes, la mujer estaba amarrada de manos y presentaba amputaciones de cuatro dedos, dos en cada mano. Además presentaba huellas de maltrato en otras partes del cuerpo.
Técnicos en urgencias médicas avanzadas llevaron a la mujer al Hospital General del Izúcar de Matamoros para que fuera atendida por los especialistas de la medicina. Hasta el cierre de esta edición no había un reporte oficial sobre estos hechos, por lo que no se conoce con exactitud qué fue lo que le ocurrió a esta mujer.