La Arquidiócesis de Puebla lanzó un llamado para mantener la cordura y la paz a los habitantes de San Bernardino Chalchihuapan, luego de realizar un cierre en la autopista Puebla-Atlixco, a la altura del kilómetro 15, quienes disputan un predio, que es utilizado para fines religiosos, con Antorcha Campesina.
El Arzobispo Víctor Sánchez Espinoza, mencionó que la Iglesia no puede intervenir en este conflicto debido a que son los propios pobladores de Chalchihuapan quienes lo impiden.
Y es que ayer, al filo de las 9 de la mañana, habitantes de mencionada localidad bloquearon por espacio de una hora aproximadamente la autopista Puebla-Atlixco, exigiendo que las autoridades resuelvan de manera pronta la disputa que hay de un predio en la zona con Antorcha Campesina.
Dicho predio es utilizado con fines religiosos.
“El llamado de la Iglesia es que estén en paz. Ese un problema que debe de atender el gobierno, no la Iglesia. Nosotros no podemos ayudarles, sólo podemos servirlos espiritualmente. El llamado es ese, que estemos en paz, que haya tranquilidad”, señaló Sánchez Espinoza.
Lo anterior lo refirió el Arzobispo de Puebla al asistir al tercer informe de gobierno del mandatario estatal Rafael Moreno Valle, que se llevó a cabo en el Auditorio de la Reforma.