El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, refirió que “en buena medida, el tener saldo blanco ante el impacto de este huracán se debe, en mucho, a la fe del pueblo de México, a tener fe en sí mismo y haberse unido todos para convocar a esta fuerza que en mucho evitó este desastre”.
Indicó que “corresponderá a los expertos y a los científicos determinar qué fue lo que, afortunadamente, evitó que el huracán tuviera ese efecto devastador y convocó a la unidad de todos los mexicanos.
“Cerramos filas generando una gran energía positiva. Hubo, para quienes son creyentes, cadenas de oración, rezos, llamados”, aseguró.
Al participar en la 13ª Edición de México Cumbre de Negocios, Innovación: Motor del Desarrollo Económico, el Presidente Peña Nieto dijo que “así como ha sido posible que la sociedad en su conjunto hiciera frente común ante la peligrosidad de un huracán, hoy también México nos convoca a actuar en un frente común en favor de la transformación del país”.
Señaló que en México, “a veces quizá seamos los propios mexicanos quienes no logramos apreciar lo mucho que hemos avanzado y lo mucho que aún podemos lograr a partir de llevar a cabo y de instrumentar las nuevas plataformas y cimientos que hemos colocado”.
El Titular del Ejecutivo Federal resaltó que de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el país que ha logrado mayores transformaciones internas entre las naciones que la integran.
Informó que el Banco Mundial, en su reporte Doing Business, que se refiere a las facilidades que hay en un país para hacer negocios, para invertir, “ha apuntado que México avanzó 14 lugares; pasamos de la posición 53 a la 39”. Y esto, continuó, refiere que “si bien todo esto es consecuencia del entorno que se ha logrado generar por los cambios estructurales impulsados en México, en buena parte se debe a la Reforma Financiera”.
Señaló que esta Reforma “ha establecido un nuevo marco regulatorio para facilitar el acceso al crédito, para apoyar a las pequeñas y medianas empresas, a los emprendedores, a que tengan mayor acceso al crédito, y nos ha ubicado ya, de acuerdo con el propio reporte Doing Business del Banco Mundial, en el lugar número 12 de 189 países evaluados por esta condición”.
Asimismo el Primer Mandatario mencionó que datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer hoy: el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) señala que “nuestra economía, al mes de agosto, creció 2.6 por ciento a tasa anual, lo que es congruente con la estimación de crecimiento económico que ha fijado Hacienda, entre 2 y 2.8 por ciento”.
Indicó que en parte por esas reformas hoy tenemos bajos índices de inflación históricos, “los que no se habían registrado nunca en la historia de nuestro país, 2.52 por ciento”.
Destacó que México es una de las economías que en los últimos tres años ha mejorado sus niveles de Inversión Extranjera Directa: “de 2001 a 2012, el promedio anual de Inversión Extranjera Directa fue de 24 mil millones de dólares. En estos tres primeros años de esta Administración, el promedio ha sido de 31 mil millones de dólares; es decir, mantenemos una tendencia ascendente de generar confianza y de atraer mayores inversiones a nuestro país, que contribuyen al desarrollo de México y a la generación de empleos”.