Por Jesús Lemus/Puebla

La Convención de Delegados es la mejor forma de evitar fracturas dentro del PRI rumbo a la selección de candidatos a un cargo público, declaró el aspirante a Casa Puebla bajo las siglas de esta fuerza política, Javier López Zavala.
En rueda de prensa, el priista y quien ya compitió por la gubernatura de Puebla en 2010, sentenció que la petición de algunos militantes para una consulta a la base, no era un método que garantizaba la unidad del instituto tricolor.
“Ya quedó superada la petición de una consulta a la base, hoy estamos hablando de nuevos tiempos, nuevas formas y nuevos métodos, quienes consideren oportuna su participación dentro del PRI, tendrán que ajustarse a lo aprobado por el consejo político nacional del partido”, mencionó.
Es importante recordar que el sub secretario de la SEDATU, Juan Carlos Lastiri Quirós, pugnó para que en Puebla se aplicara la consulta a la base como método para ungir al candidato del PRI al gobierno estatal.
López Zavala consideró que a través de la Convención de Delegados, se dan los primeros pasos para que en 2018, el PRI recupere la gubernatura del estado de Puebla, además de otros cargos públicos que estarán en disputa el siguiente año.
Por otro lado, consideró que también hay las condiciones para que Nueva Alianza de sume al convenio de coalición que en su momento concrete el PRI con otras fuerzas políticas para el siguiente año.