Por Jesús Lemus/Puebla

 

La diputada local del PRI, Rocío García Olmedo, confió que agrupaciones civiles integren la controversia constitucional para exponerla en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para tumbar la reciente reforma al Código Civil que evita el matrimonio igualitario.

 

En entrevista telefónica, explicó que las agrupaciones civiles son especialistas el tema, que para concretar la controversia ante la SCJN, primero deberán buscar el apoyo de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH).

 

Señaló que el Congreso del Estado de Puebla está atado de manos para interponer la queja en la SCJN, toda vez que se requiere de una gran cantidad de firmas de los diputados, que se caracterizaron el martes pasado por evitar el matrimonio igualitario.

 

Anotó que de manera personal dio la batalla legal para defender la figura del matrimonio igualitario, el cual debe permitirse como parte de la defensa de los derechos humanos en el estado de Puebla.

 

Recordó que este sería el segundo desacato en el que incurre el Congreso del Estado, ya que desde 2017 se pidió modificar la figura del matrimonio para aclarar que no solo será entre un hombre y una mujer.

 

“Nosotros trabajamos en el Congreso del Estado de Puebla para lograr modificaciones, yo confío que las agrupaciones pedirán el apoyo de la Comisión Estatal de los Derechos para presentar la controversial correspondiente”.