*Padre Nacho

Ante la situación electoral del pasado martes 8 en Norteamérica, el presidente electo debe de tener muy en cuenta lo siguiente:
1. Que la Constitución de U.S.A., a partir del 17 de septiembre de 1787 ( la más antigua y la más corta de todas las Constituciones actuales en el mundo y con el Preámbulo “We the people”) contiene 7 artículos y 27 enmiendas ( “Bill of Rights”, hasta el 7 de mayo de 1992).El primer artículo se refiere a la Cámara de Representantes y al Senado ( actualmente son 435 personas para la Cámara y 100 para el Senado). El segundo artículo establece y regula al poder ejecutivo, es decir, la tarea del presidente de los Estados Unidos, cuyo objetivo principal debe ser hacer cumplir las leyes, y estipula que, en caso de incapacidad, muerte o dimisión, el vicepresidente será el encargado de sustituirlo. El artículo tercero determina al poder judicial, que requiere la formación de un Tribunal Supremo. El artículo cuarto describe la relación entre los estados y el gobierno federal, y también entre los estados entre sí. El artículo quinto describe el proceso de enmienda de la propia Constitución. El artículo sexto define la Constitución como la ley suprema en todo el territorio nacional. El séptimo y último artículo fija los requisitos para la ratificación de la propia Constitución…¡En pocas palabras esta estructura será un contrapeso muy fuerte para Donald Trump, después del próximo 20 de enero del 2017!
2. Que es el tercer presidente que ganó con menos votos reales. El primer caso fue cuando Benjamin Harrison ( 1889-1893) fue presidente a pesar de haber perdido con 90 mil votos reales . El segundo fue en el año 2000, cuando el candidato demócrata Albert Arnold Gore Jr. ganó objetivamente ( 50,999,887 sufragios, equivalente al 48.38% de la votación) contra el candidato republicano George W. Bush ( 50,456,002 de seguidores, es decir el 47.87% de los mismos). El tercero ha sido el de la candidata Hillary Clinton al obtener 2.2 millones de votos reales más que su contrincante Tump ( según datos últimos de Dave Wasserman) debido al sistema de votación norteamericano ( ya obsoleto), que da vencedor a quien obtiene más votos electorales y no más votos reales…Esta realidad muestra a un país dividido, parecido al de la Guera Civil ( “Civil War”), de 1861 a 1865, con más de 620 mil bajas o “casualties” del Noreste yanqui contra el Sur Confederado; esto nos recuerda la frase emblemática del tercer presidente de Norteamérica, Thomas Jefferson ( 1801-1809) al afirmar: “Cuando la gente teme al gobierno, hay tiranía; cuando el gobierno teme a la gente, hay libertad”…¡Recuérdelo Sr. Trump!
3. Que en las instituciones jurídicas norteamericanas existe lo que ellos llaman “impeachment”, es decir “juicio político”. Recordemos lo que le sucedió al Pdte. Richard Nixon ( 20 de enero de 1969 al 9 de agosto de 1974). Fue durante su campaña para la reelección cuando sucedió el escándalo político que puso fin a su carrera presidencial; el caso llamado “Watergate”; 5 personas acusadas de espiar al Comité Nacional Demócrata en el Hotel Watergate de Washington, confesaron durante el juicio que habían sido contratados por miembros del más alto nivel del Partido Republicano. Poco después, Nixon tuvo que nombrar como nuevo vicepresidente a Gerald Ford, después de que el anterior, Spiro T. Agnew, dimitió de su cargo ante las acusaciones de soborno que pesaban sobre él. Las investigaciones de los periodistas Bob Woodward y Carl Bernstein, del diario Washington Post se sumaron para que Nixon presentara su dimisión como presidente sin esperar a ser juzgado…Dos años después, el 23 de abril de 1994, Richard Nixon falleció en un hospital de Nueva York, con el peso sobre su memoria de obstrucción de la justicia, abuso de poder y quebrantamiento de las normas constitucionales.
4. Que de los 44 presidentes ( sólo 43 personas, porque Grover Cleveland fungió dos veces en La Casa Blanca, de 1885 a 1889 y de 1893 a 1897) cuatro fueron asesinados ( Lincoln en 1865, Garfield en 1881, McKinley en 1901 y Kennedy en 1963) y otros cuatro fallecieron en su oficio presidencial ( Harrison en 1841, Taylor en 1850, Harding en 1923 y Roosevelt en 1945). ¡Y en uno de estos quedó la duda de un posible envenenamiento!
5. Que de seguir con sus amenazas contra el mundo islámico o acotar los poderes fácticos económicos, militares y de estupefacientes que requieren millones de norteamericanos adictos puede poner en vida su integridad física; han sido muchos los atentados contra la presidencia norteamericana…¡Aunque sean pocos los que se quieran “vestir de héroes, pueden ser muy eficaces para eliminarlo !
6. Que recuerde finalmente lo dicho por el gran presidente Abraham Lincoln , quien reiteradamente predicaba: “La democracia es el gobierno de la gente, por la gente y para le gente…¡Y ningún presidente decente puede gobernar a ningún ser humano sin su consentimiento!”

*José Ignacio González Molina ejerce su ministerio en el Infonavit San Jorge; como historiador egresado de la Universidad Iberoamericana de la Cd. de México, la docencia en la Escuela Libre de Derecho. Desde 1993 es cronista de Número del Ayuntamiento de Puebla. Difunde los martes, de 6 a 7 p.m., el programa “Suave Patria” en Radio Puebla ( en años pasados SICOM), 105.9 F.M, y sus estaciones hermanas del Edo. De Puebla. Cfr. www.puebla.mx ( radio y/o T.V.)