Dulce Gómez

La continuación de la restricción de venta de alcohol por las noches en tiendas de conveniencia será una decisión que se tomará en base de evidencias y no de opiniones, sostuvo el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato.
En este tenor, el presidente municipal de Puebla se dijo respetuoso de las declaraciones que algunos empresarios han hecho en torno a este tema, no obstante, recalcó que será el 15 de enero de 2018 cuando se analicen los resultados de la prueba que comenzó en septiembre.
Empero, afirmó que esta medida ha tenido buenos resultados y desconoció la estadística que marca que los índices delictivos en la capital no han disminuido pese a la puesta en marcha de esta eliminación.
De tal modo, el alcalde puntualizó que el objetivo principal es reducir el índice delincuencial y recalcó que su administración no tomará una decisión en base de opiniones sino en evidencia.
“No sé a qué estadística se refieran, yo tengo una estadística diferente, pero es una opinión respetable, yo no coincido con ella y nuestro primer objetivo es disminuir la delincuencia en todas las zonas de la ciudad”, señaló.
Subrayó que cumplirá con esta medida y en el transcurso del mes entrante evaluará el impacto de la medida, es decir, si el delito de robos y asaltos disminuyó.
“Voy a cumplir mi palabra, dije que íbamos a hacer una evaluación seria del impacto que tiene la restricción de la venta de alcohol en la incidencia delictiva y eso haremos”, finalizó.