+ Con esta reforma se busca que se cuente con un especializado en administración para que desarrolle de manera adecuada las tareas de esta área

Por Diego Armando Cuautle

El Consejo Universitario de la BUAP se aprobó la reforma al Estatuto Orgánico de la máxima casa de estudio, por lo que se cambiará de secretaria de Administración a Coordinación Administrativa con el objetivo de ser más eficientes en esta área.

La aprobación del proyecto que deroga los artículos 99, 100 y 101 y modifica los artículos 115, 117, 118, 119, 120, 123, 124 y 143 del Estatuto Orgánico, permitirá agilizar y coadyuvar esfuerzos hacia una eficiente administración de la Institución.

En su intervención, el rector Alfonso Esparza Ortiz, destacó que con este reforma al Estatuto Orgánico se tendrá una mejora de hasta el 40 por ciento, por ello adecuará una figura más eficiente para las tareas administrativas.

“El único espíritu de la reforma de este Estatuto es bien simple: coadyuvar a una eficiente administración de la institución, no hay mensajes ocultos”, enfatizó.

Agregó que con esta reforma se busca que se cuente con un especializado en administración para que desarrolle de manera adecuada las tareas de esta área y esta figura se nombrará a través de una terna que propondrán los directores de las diferentes unidades académicas, para después ser votado por el rector.

En este sentido, el rector propuso complementar la fracción tercera del artículo 123, para que quienes ocupen este cargo acrediten una amplia experiencia en el área administrativa o en procesos de gestión dentro de la unidad académica.

Con ello, se armonizan las funciones administrativas de las unidades académicas y se cumplen los requerimientos que imponen las reformas a la legislación en materia de rendición de cuentas y la necesidad de contar con un perfil administrativo idóneo.

También se propuso homologar el procedimiento para el nombramiento de los secretarios Académico y de Investigación y Estudios de Posgrado, así como del coordinador administrativo de las unidades académicas, quienes serán propuestos por el director en terna al Rector, para su designación y emisión del nombramiento, previo cumplimiento de los requisitos y perfil para ocupar dichos cargos. Estos funcionarios académicos conservarán el carácter de auxiliares de los directores.