+ El Rector Alfonso Esparza reconoció el compromiso del Consejo Universitario que ejercieron del 2015-2017

En la tercera sesión extraordinaria del año, el H. Consejo Universitario de la BUAP aprobó por unanimidad de votos la elección de 63 representantes de los sectores académico, estudiantil y no académico en los Consejos de Unidad Académica (CUA) de los complejos regionales Norte, Nororiental, Centro, Mixteca y Sur, correspondiente al periodo 2016-2018.

Ante el pleno del Máximo Órgano de Gobierno de la Institución, el Rector Alfonso Esparza Ortiz refirió que la calificación de esta elección marca la conclusión del trabajo de los integrantes del Consejo Universitario del periodo 2015-2017, a quienes felicitó por su arduo trabajo y compromiso a favor de la buena marcha institucional.

Aseguró que este Consejo Universitario tuvo a su cargo la aprobación de reformas importantes, como el Reglamento de Ingreso, Permanencia y Promoción del Personal Académico (RIPPPA), del Plan Maestro para la Sustentabilidad de Ciudad Universitaria y el Plan para la Redensificación de la misma, todos esenciales para que la BUAP lleve a cabo procesos que respalden su calidad educativa.

Asimismo, aprobó los reglamentos de Admisión, Permanencia y Trayectoria Académica de los Alumnos de Modalidad y de los de Modalidades Alternativas; el de Estudios de Posgrado y el de Titulación, que permiten contar con una normativa moderna.

A dicho Consejo correspondió también la aprobación de nuevos programas educativos que responden a la demanda de la sociedad del conocimiento, como el Profesional Asociado en Urgencias Médicas, las licenciaturas en Ciencia Forense, en Dirección Financiera, las ingenierías en Automatización y Autotrónica, en Procesos y Gestión Industrial, y en Sistemas y Tecnologías de la Información Industrial.
Estas y otras acciones, dijo, permitieron que el Máximo Órgano de Gobierno cumpliera un papel destacado en la marcha de la Universidad. Por ello, el Rector Esparza Ortiz reconoció que este trabajo fue el más relevante en términos de reformas normativas y reglamentarias en la Universidad desde 1991, cuando se aprobó la Ley de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.