+ Se presentaron 10 proyectos de obras en beneficio de la comunidad universitaria
Por mayoría de votos, el Consejo Universitario de la BUAP aprobó el Plan para la Redensificación de Ciudad Universitaria (CU), presentado por el Rector Alfonso Esparza Ortiz, a través de la Dirección de Infraestructura Educativa, con el fin de aprovechar los espacios existentes y construir nuevos para la enseñanza y la investigación, en beneficio de estudiantes y académicos.
Para ello se proponen 10 proyectos: estacionamientos en la lateral de avenida San Claudio y en la zona de la terminal del STU, remodelación del Polideportivo Ignacio Manuel Altamirano, centro de convenciones y alberca techada, torre de Rectoría, así como edificios para la División de Estudios Superiores (DES) de Ciencias Sociales y Humanidades, Económico-Administrativa, facultades de Ciencias de la Computación y Ciencias Físico Matemáticas, posgrado de Microbiología del Instituto de Ciencias y el Laboratorio de Investigación Clínica BUAP-Oxford.
Al respecto, el Rector Alfonso Esparza señaló que estos proyectos se relacionan con el incremento de la matrícula, adecuación de áreas y descentralización de servicios. Por ello, dijo, se planteó el rediseño de los espacios de aprendizaje hacia obras amigables con el medio ambiente y que respondan a las demandas de la comunidad universitaria.

Un ejemplo de ello será la torre de Rectoría, donde se concentrarán los servicios administrativos de la Institución, para tener una administración más eficiente y ahorrar tiempo. Esta obra contará con áreas verdes y de convivencia.

Nuevas obras en Ciudad Universitaria
En la VI reunión del año del Máximo Órgano de Gobierno de la Institución, celebrada en el Salón Barroco del Edificio Carolino, Jorge Rodríguez y Morgado, titular de la Dirección de Infraestructura Educativa, expuso que dadas las necesidades de espacios de facultades y escuelas es necesario modificar los coeficientes de ocupación y de utilización del suelo, en función de la demanda.

Por ello, mediante la redensificación de la misma y respetando los lineamientos del Plan Maestro, en la zona académica 1 de CU se propone la construcción de obras de más de dos niveles. En la zona académica 2 se ubican inmuebles recién construidos y otros en proceso, tales como los laboratorios Nacional de Supercómputo del Sureste de México y de Análisis de Materiales, las oficinas de la Dirección de Apoyo y Seguridad Universitaria (DASU), multiaulas, multilaboratorios y edificio de ingenierías.
Al detallar los 10 proyectos que conforman el Plan para la Redensificación de Ciudad Universitaria, Rodríguez y Morgado informó que el estacionamiento en la lateral de avenida San Claudio tendrá tres niveles, 675 cajones y una construcción total de 25 mil metros cuadrados. Mientras que el estacionamiento en el área del polideportivo y terminal del STU tendrá una capacidad para 281 autos.
Otras obras son la remodelación del Polideportivo Ignacio Manuel Altamirano, con una nueva fachada y el mantenimiento de sus espacios; un centro de convenciones con capacidad para 754 usuarios, que estará ubicado en la zona de las albercas, donde además se techarán cerca de cuatro mil metros cuadrados y se propone utilizar celdas solares para calentar el agua, en lugar de usar calderas.
La torre de Rectoría será una obra monumental con 41 mil metros cuadrados de construcción y 21 niveles, de ellos cuatro serán para estacionamiento y el resto para oficinas, con salas de juntas, comedores, elevador, explanada, vestíbulo, baños y terrazas.
Otros proyectos son el edificio para la DES de Ciencias Sociales y Humanidades, Económico-Administrativa, con cuatro niveles; un inmueble para la Facultad de Ciencias de la Computación, de tres niveles, dos en una primera etapa; y un edificio de aulas y talleres para la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas, con cuatro niveles y una terraza.
También se propuso un edificio de cuatro niveles para el posgrado de Microbiología y otro de dos niveles para el Laboratorio de Investigación Clínica BUAP-Oxford.
Las nuevas construcciones se limitarán a lo dispuesto en el Plan Maestro, aprobado en 2012; además, se respetarán los coeficientes de Ocupación del Suelo (COS) y de Utilización del Suelo (CUS), establecidos en el Código Reglamentario del municipio de Puebla.