• El pino estaba envuelto en una manta blanca y fue arrojado por un sucio ciudadano al río Atoyac.

Odilón Larios Nava.- Una confusión generó una intensa movilización entre autoridades de Protección Civil Estatal y Municipal, policías estatales y ministeriales, luego de que reportaran que en medio de la corriente del río Atoyac, bajo el puente que da acceso a la unidad habitacional Volkswagen 2, yacía un bulto con aspecto humanoide que resultó tratarse tan solo de un pino navideño seco.
Alrededor de las 12:30 horas de este miércoles, los vecinos de esa zona hicieron el reporte a las autoridades indicando que podría tratarse de un cadáver humano. Afortunadamente el desenlace de ese hallazgo fue más simple.
Fueron ambas corporaciones de Protección Civil quienes implementaron un sistema de cuerdas para un descenso vertical y de esta forma lograron descender los casi 15 metros de altura que tiene el puente. Así alcanzaron las piedras donde estaba atorado el bulto con forma humanoide.
Con una navaja cortaron parte de la manta que formaba el bulto y una sonrisa se dibujó en todos los presentes, cuando las ramas de un árbol seco de Navidad que algún sucio ciudadano lanzó al río quedaron al descubierto.
Así es como la tensión en el lugar desapareció y todos los cuerpos policiales y de emergencias informaron a sus mandos que se descartaba por completo que se tratara de un cadáver.
Los rescatistas de Protección Civil ayudaron a ascender a su compañero y de esta manera gracias a su profesional trabajo, se logró descartar lo que temían los pobladores, que el lugar hubiera sido ocupado para tirar un muerto. Aunque se quejaron porque el sitio sí es utilizado como tiradero de basura.