Dulce Gómez

El Ayuntamiento de Puebla clausuró temporalmente tres gasolineras ligadas a Othón Muñoz Bravo, alias “El Cachetes”, anunció la titular de la Contraloría en el municipio, Leticia Lorenzo Zamudio, quien destacó que dicha supervisión se ejecutó por instrucciones del edil Luis Banck Serrato.

Ayer, en compañía de los directores de Normatividad y Regulación Comercial y Protección Civil, David Alvarado Limón y Gustavo Ariza Salvatori, respectivamente, compartió que las estaciones de servicio están ubicadas en el Bulevar Camacho Espíritu, en la Diagonal Defensores de la República y en Santo Tomás Chautla.

Resaltó que el motivo de clausura se originó ante la falta medidas preventivas contra incendios, un programa interno de protección civil y por el cobro indebido de sanitarios.

En este caso, precisó que tras notificarse las inconsistencias encontradas, los responsables tienen 45 días para solventar las fallas, de no hacerlo se procederá a la clausura definitiva a una multa que va de los 5 a las 5 mil medidas de unidad.

Incluso, advirtió que en caso de encontrarse otras anomalías, las mismas podrían dar pie a solicitar la comparecencia de ex funcionarios municipales de la administración riverista.

Asimismo, detalló que la razón social de los establecimientos ubicados en los bulevares Carlos Camacho Espíritu y Defensores de la República corresponde a Olxo SA de CV. En tanto el situado en Santo Tomás Chautla pertenece al grupo Rápido y Furioso.

De tal modo, la funcionaria sostuvo que la dependencia a su cargo inició la revisión cualitativa y cuantitativa de los documentos que integran los expedientes con que fueron otorgadas las licencias de funcionamiento de los establecimientos.

“Las clausuras fueron motivadas por los incumplimientos que ya se expusieron y la revisión se debió a una instrucción del alcalde. Los representantes legales están establecidos en su acta constitutiva y están relacionados al proceso legal”, contestó al preguntarle si la clausura de las mismas forma parte de la investigación que se lleva a cabo tras la detención de “El Cachetes”.