Dulce Gómez

El presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, confirmó que medio centenar de policías de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) fueron dados de baja por no aprobar las pruebas de Control de Confianza.
Ayer, en entrevista, el edil evitó contestar qué pasará con la delincuencia que en los últimos días ha registrado un decremento en Puebla, principalmente los asaltos al transporte público.
Empero, el alcalde capitalino aseguró que la Comuna cumple con los lineamientos de la ley federal y enfatizó que la estadía de los policías en la corporación que encabeza Óscar Alejandro Santizo Méndez no está a discusión.
En este contexto, Banck Serrato argumentó que el hueco que dejan los uniformados será ocupado por los cadetes de la nueva generación de la Academia de la Policía Municipal, que se graduarán durante el primer mes del año entrante.
“Es la ley federal la que nosotros seguimos, se hace periódicamente y estamos obligados por ley a dar de baja a los elementos que no pasen. La ley lo que define es que si no pasas el Control de Confianza tiene que dar de baja a los elementos no es opcional”, puntualizó.
Al final de la entrevista, el munícipe abundó que las pruebas de Control de Confianza tienen que ver con muchos criterios, entre ellos honestidad, conocimientos, competencias, entre otros.
“La idea es ir reponiendo las plazas con el personal capacitado que pase los exámenes de Control de Confianza”, señaló luego de que el pasado fin de semana circuló un correo en el que se informó la salida de los elementos municipales.