Por Patricia Moreno Sánchez

Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla regresó a nuestra ciudad tras realizar la visita Ad Limina al Vaticano e informó que el Papa Francisco aceptó visitar nuestro país, a invitación expresa del presidente de México Enrique Peña Nieto. Sánchez Espinosa comentó que dicha invitación se sumó a la Conferencia del Episcopado Mexicano y del Consejo Episcopal Latinoamericano.

El Líder de la Grey Católica anunció que aún se desconoce los detalles de esta primera visita de su Santidad a nuestro país, los lugares que visitará señaló que seguramente uno de ellos será la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe es un lugar referente que sin duda estará en la agenda del Santo Padre. Por lo que se espera la definición de la fecha para que la visita se haga oficial por parte de la Santa Sede.

Monseñor agregó que como todos los obispos que desean que el Papa visite su Arquidiócesis, se le invitará conocer y bendecir el Santuario Guadalupano del Seminario Palafoxiano, recordó que sus viajes y toda su actividad dependen de su equipo de trabajo que le organiza sus visitas pastorales.

“Tengo entendido que su Santidad quiere ir a lugares fronterizos por la situación migrante para que los mismos se sientan acompañados por el Santo Padre, es un detalle muy bonito. Aún desconocemos su agenda, pero expresó que su deseo es visitar estados fronterizos, no sabemos si el Sur o del Norte, donde los migrantes sientan cerca la presencia de su pastor universal”

Por último Monseñor Sánchez Espinosa comentó su experiencia durante su visita al Vaticano, donde fueron recibidos por el Papa Francisco. Mencionó que fueron días se emoción y gusto al entrevistarse con el Sumo Pontífice donde le expusieron las realidades de las distintas diócesis en alrededor de hora y media.

Informó que los cinco obispos de Puebla formaron parte del último grupo de los trece obispos que visitaron la Santa sede, donde estaban representados Tabasco, Tulancingo, Zacatecas, León, entre otros.

Mencionó que algunos arzobispos se pudieron hospedar en la Casa Santa Martha donde habita el Papa Francisco.

“Es muy bonito ver la sencillez del Papa que el mismo se sirve la comida, no le sirven. El solo se levanta de la mesa a tomar fruta o cereal, un café y estos son signos de humildad con lo que el Papa se ha ganado al mundo entero”

Su humildad, su espíritu de pobreza, son un reto para nosotros los obispos, sacerdotes, los consagrados y para los laicos, ustedes que formamos la iglesia Católica de Jesús” concluyó el jerarca católico.