• Iba de regreso a su casa después de ir a comprar huevos para el desayuno.
• El cafre del volante se salió de la carretera y embistió al masculino que caminaba en una pequeña explanada.

Odilón Larios Nava.- Un padre de familia encontró la muerte cuando regresaba a su domicilio después de haber comprado huevos para el desayuno. Cuando caminaba por una explanada en la unidad habitacional La Margarita, fue embestido por una camioneta, la cual se salió de la carpeta asfáltica. Se presume que esta unidad era conducida por un hombre alcoholizado, por la forma en cómo se suscitó el percance.
Según vecinos del hoy occiso, el percance ocurrió cerca de las 06:20 horas de este viernes, en la 63 Oriente y 38 Sur, en la explanada ubicada frente al edificio 631, a contra esquina del edificio conocido como El Pastel.
A esa hora una mujer iba a comprar la leche para su familia, atravesó la calle y justo al llegar al camellón central escuchó como la camioneta caía del desnivel y chocaba contra el edificio. La fémina sintió que se había escapado de la muerte por sólo unos pasos.
Al regresar la mirada se percató que había un hombre tendido, estaba agonizando. El conductor de la camioneta se echó de reversa y escapó, a unas cuadras del lugar dejó abandonada su camioneta de la marca Dodge, tipo Caravan, color dorado, con placas de circulación MHL-75-80 del Estado de México, la cual se encontró en la calle Blas Chumacero y Prolongación de la 67 Oriente. Junto a, bachillerato U-14.
Los vecinos de inmediato llamaron al 066, arribaron paramédicos, quienes dieron reanimación cardio pulmonar al masculino, pero no fue posible salvarlo. Posteriormente arribaron los elementos de tránsito municipal, quienes iniciaron los peritajes.
Los testigos afirman que el conductor de la camioneta ni siquiera freno, se fue de frente, lo que les hace pensar que probablemente iba borracho. El sujeto escapó por lo que se desconoce su identidad. Abandonó la camioneta y por ello se presume que podrían dar con él y fincarle responsabilidades.
El occiso fue reconocido como vecino del lugar y los curiosos fueron a dar la mala noticia a su esposa e hijo, quienes acudieron al lugar y lo reconocieron como Heriberto Padilla Ayala, de 43 años de edad. En el lugar se observaban regados y quebrados los huevos que el padre de familia había ido a comprar para el desayuno.
El Ministerio Público Especializado en Delitos Culposos de la Delegación Sur fue quien se encargó de realizar las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciar las investigaciones de rigor.

LA MARGARITA TIERRA DE NADIE: EXIGEN MÁS SEGURIDAD

Los vecinos de La Margarita, aprovechando la presencia de los medios de comunicación los vecinos se acercaron para denunciar que en el lugar por la noche hay muchos autos que circulan a exceso de velocidad y conducidos por personas bajo los efectos de bebidas embriagantes. Por lo que solicitan que se incremente la vigilancia en el lugar.
También destacaron el incremento de los índices delictivos en La Margarita, desde pandillerismo y peleas por las noches, hasta gente consumiendo drogas y copulando en las esquinas.
Lo anterior por decir lo menos, ya que los asaltos a transeúntes son el pan de cada día en La Margarita, así como los robos a casa habitación. Por lo que exigen que la policía preventiva, del estado y del municipio, incrementen la vigilancia, pero que hagan recorridos a pie, ya que aseguran “sólo pasan a bordo de sus unidades y con las torretas abiertas, eso no sirve para nada, pues ponen sobreaviso a los delincuentes, quienes escapan o se esconden al saber que la policía se aproxima”.