Por Patricia Moreno Sánchez

La iglesia católica condena la violencia física y sexual que sufren las mujeres, quienes en muchos casos se encuentran marginadas, incluso reducidas a esclavitud afirmó Monseñor Felipe Pozos Lorenzini Obispo Auxiliar de Puebla. Lo anterior con motivo de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de Marzo.

“Debemos condenar la violencia sexual que sufren las mujeres”

Indicó que se deben eliminar los obstáculos que impiden a la mujer su plena inserción en la vida social política y economía. Agregó que falta mucho por hacer para que las mujeres sean honradas y respetadas y se valorice su imprescindible aporte social .

“Debemos reconocer que hemos hecho muy poco por la Mujer, existen muchas hermanas nuestras viven situaciones duras, despreciadas, marginadas y reducidas a esclavitud”

Se deben implementar acciones en favor de las mujeres. Al mismo tiempo refirió que se debe denunciar las agresiones de las cuales son víctimas este sector tan vulnerable.

Pozos Lorenzini indicó que todos los sectores, las universidades, el gobierno, el sector privado, y la misma iglesia deben

colaborar para contribuir a una sociedad más justa y se reconozca el panel de la mujer en la sociedad.

Agregó que se requiere una sociedad donde se denuncie toda las agresiones que sufren las mujeres y todo ser vivo en general.

“Yo les pido apoyo a toda la sociedad y a los medios de comunicación para que denuncien, un Día Dios les pedirá cuentas. Todos tenemos que colaborar, nada de que yo le escapo” aseveró Pozos Lorenzini.