Por Patricia Moreno Sánchez / Puebla
Concluyeron los trabajos de la Tercera Asamblea del Sínodo Diocesano  La finalidad del Sínodo Diocesano de la Arquidiócesis de Puebla que se desarrolló por tres días en el Seminario Palafoxiano.
Monseñor Felipe Pozos Lorenzini, Obispo Auxiliar de Puebla informó que el objetivo de este Sínodo Diocesano es nuevamente un encuentro con Cristo.
“Como nos ha pedido el Papa Benedicto XVI,  se comienza a ser católico por  encuentro con Cristo, y esta es la primera labor del Sínodo, la invitación a regresar a Cristo, si tenemos ese tesoro que se debe de proponer y se quiere compartir no imponer” refirió el también vocero de la Arquidiócesis.
Pozos Lorenzini agregó que de ello se puede hacer uso de los medios de comunicación y de las redes sociales para llegar con este mensaje de Dios a todas las periferias de existencia humana.
Por su parte Monseñor Tomas López Durán, Obispo Auxiliar, afirmó que con los trabajos de este Sínodo Diocesano se busca “dar un giro” una conversión pastoral con la finalidad de que el fiel cristino, el religioso, el sacerdote y obispo, el sano, el enfermo o el pobre, tengan un encuentro personal con Cristo.
Pérez Durán indicó que el reto que lograr que en las parroquias y centros educativos encuentren el camino, para ello se hará uso de todos los métodos al alcance.
Se informó que los días 26, 27 y 28 de enero del 2015 se realizará la cuarta asamblea diocesana donde nuevamente se reunirán toda la feligresía católica para nuevamente analizar diversos temas.
El padre Mario Alvarado Bravo responsable del Sínodo Diocesano explicó que durante esta asamblea se analizaron los sacramentos del bautismo, la confirmación y la eucaristía y para  la segunda etapa del Sínodo diocesano se tomaran en cuenta los sacramentos de la penitencia, la unción de enfermos, el orden sacerdotal y el matrimonio.
Comentó que también se analizaran las asociaciones religiosas no católicas.