Dulce Gómez

Los permisionarios están obligados a instalar con sus propios recursos botones de pánico al interior del transporte público y de este modo evitar robos y asaltos como los ocurridos en los últimos días, que dejaron como saldo dos personas asesinadas, expresó el regidor priista, Iván Galindo Castillejos.

Ayer, en entrevista, el también presidente de la Comisión de Servicios Públicos en el Cabildo opinó que en caso que se dé una alza a la tarifa del pasaje, es importante que los concesionarios inviertan en el mejoramiento de las unidades, además en la colocación de botones de pánico y otras medidas que permitan frenar los actos delictivos.

En este sentido, el integrante del Cuerpo Edilicio apuntó que los asaltos y robos que se han registrado en Puebla no son casos aislados más bien es un modus operandi que los amantes de lo ajeno ya adoptaron como una práctica común.

De tal modo, urgió la intervención del Gobierno del Estado y es que dijo que los últimos actos delictivos que han dejado como saldo dos pasajeros asesinados no son hechos aislados.

Incluso, opinó que los atracos a bordo del transporte son un hecho lamentable y una constante por lo que urgió al Gobierno del Estado intervenir en este problema.

“Sin duda es un hecho lamentable y esto ya es una constante, ya no son casos aislados ya pareciera ser una constante y un modus operandi de la delincuencia en Puebla, se ve que los delincuentes ya encontraron un nuevo nicho de oportunidad en el transporte público”, apuntó.

De este modo, el también presidente de la Comisión de Servicios Públicos en el Cabildo se pronunció a favor de retirar las concesiones a todos aquellos que dejen de lado la seguridad de los pasajeros.

“Evidentemente se requiere de nuevas estrategias conjuntas e integrales no solo de una dependencia o ente gubernamental, en este sentido yo creo que fue positivo el anuncio que hizo el alcalde de Puebla el hecho de reforzar la seguridad a través de policías encubiertos que participarán en las diferentes rutas conflictivas”, dijo.