Por Patricia Moreno Sánchez

Como varios de los templos afectados por el sismo del pasado 19 de septiembre, la Capilla de Dolores que se ubica en el Bulevar 5 de Mayo y la 10 Norte, se mantiene cerrado, sin embargo ello no freno la celebración del Viernes de Dolores.

En un predio que se ubica tras el templo y que es utilizado como estacionamiento, se colocó un altar y sillas para la celebración eucarística a las 8 de la mañana de ayer viernes.

Los feligreses llegaron puntuales para escuchar misa, que celebró el padre Víctor Morales, párroco del templo, quien invitó a los católicos a mantener la fe aun en los tiempos más difíciles.

“Debemos mantener la fe en Dios y en la Santísima Virgen de los Dolores, aún en los tiempos más difíciles. La celebración del Viernes de Dolores es acompañar a la virgen en su dolor por el anuncio de la crucifixión de su hijo y al mismo tiempo para que como católicos le ofrezcamos nuestro dolor y penas”

En tanto que los fieles, al término de la misa, se acercaron a orar n silencio ante la imagen de Virgen Dolorosa.

“Venimos a misa para estar con nuestra Madre de Dios y más que consolarla ella nos auxilia en nuestros problemas, no podemos dejar pasar esta fecha de Viernes de Dolores” afirmó la señora Leonor .

Mientras que Don José de 70 años, lamentó que se hayan afectado los templos católicos con el sismo y no haya fecha para su reconstrucción, como la Capilla de los Dolores que tiene daños estructurales y no se ha hecho nada por su reparación.

“Yo venía a misa todos los días al templo a escuchar misa, y es lamentable que no se haga nada para su reparación, pero hoy venimos a misa aunque sea en la calle pero” refirió.

En otros templos como Santo Domingo San Roque San Jerónimo y la Merced, la celebración se hizo en los atrios o en espacios alternos, por los daños en la estructura religiosa.

Mencionar que para Semana Santa, se mantendrán cerrados al menos 10 templos del primer cuadro de la ciudad, por lo que la celebración de la 7 casas y otras actividades religiosas se realizará fuera de los templos.