Marco Fierro

 

Para evitar la contaminación del Espejo de Agua del Parque Cerro de Amalucan, el ayuntamiento de Puebla estableció el reglamento para las personas que quieran ingresar en este periodo vacacional de verano.

Entre los lineamientos, destacan: El uso obligatorio de traje de baño o playera ligera, evitar arrojar piedras, basura, comida que dañen o contaminen,  no dañar la membrana del ojo de agua y prohibir la entrada parcial o total de mascotas.

Además, evitar el uso de vasos, botellas, objetos de cristal y latas, no correr alrededor, jugar pesado o causar alborotos, evitar actos vandálicos y acatar las indicaciones de los guardias de seguridad.

Y es que la Secretaria de Desarrollo Urbano del Municipio de Puebla, Beatriz Martínez Carreño, anunció que este jueves será reabierto el Espejo de Agua, pues se espera la visita de al menos 600 menores diarios, durante el periodo vacacional.

Indicó que los grupos de visitantes podrán disfrutar de este espacio durante 60 minutos y posteriormente realizarán trabajos de limpieza por 30 minutos, con el objetivo de revisar las condiciones del agua y los filtros.

Garantizó que este espacio permanece en excelentes condiciones por el sistema de filtración que realiza su proceso de manera ininterrumpida, de ahí que se encuentra en óptimas condiciones para ser ocupado, esto a pesar de las circunstancias climáticas y la exposición a la intemperie que han ocasionado acumulación de arena.

“Solamente hicimos la limpieza del Ojo de Agua porque la arena con la lluvia se jalaba (…) el jueves en la mañana estará listo todo. Vamos a seguir la misma lógica y respetar el reglamento porque reconocemos que los ciudadanos son muy respetuoso (…) son muy cumplidos”, expresó.

Finalmente, recordó que el  Cabildo poblano requiere de 29 millones de pesos anuales dar mantenimiento a los parques como el de Amalucan, Juárez, Paseo Bravo, Chapulco y Galaxia la Calera.