Por Patricia Moreno Sánchez

Escuchando misa, después disfrutando de música y tacos de canasta los trabajadores de la construcción y empresarios de la CMIC celebran el Día de la Santa Cruz en el Santuario Guadalupe, que se ubica en los campos del Seminario Palafoxiano.
Los trabajadores de la construcción comenzaron a llegar al Santuario desde las 7:00 Horas, para estar listos al inicio de la misa que celebró Monseñor Víctor Sánchez Espinosa Arzobispo de Puebla oficio en punto de las 8 de la mañana en la cual oro por este sector.
En este marco Monseñor recordó que la Santa Cruz es un “signo de salvación” y se celebra y festeja en los templos, en los hogares y principalmente por los constructores, dijo que como cada 3 de mayo, las personas colocan en lo alto de la obra que están construyendo una cruz, adonada con flores y se ilumina con velas o veladoras.
“La Cruz es el signo, que llevamos en el cuello, en la casa, en los caminos, en los templos, y los trabajadores de la construcción colocan su la Santa Cruz en lo alto de sus obras, para que los cuide”
Al mismo tiempo Monseñor pidió s los empresarios que otorguen a sus trabajadores buenos sueldos seguridad social y todas las prestaciones de ley..
Recordó que el trabajador de la construcción debe llevar el pan a su familia y necesita conservar su salud y su trabajo.
Posterior a la misa la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) realizó el tradicional concurso de cruces entregando premios por 50 mil pesos, los primeros lugares se llevaron pantalla y bicicletas.
El presidente del organismo al felicitar a los participantes por su creatividad, en la elaboración de las cruces, refirió que en este evento se mostró la unidad entre los trabajadores y los integrantes de las diversas cámaras de la construcción adheridas a la CMIC.
“Estamos unidos este día de la Santa Cruz, reunidos autoridades, las cámaras y colegios del sector de la construcción. Este día nos une la tradición, la cultura y también la fe, porque hoy venimos a darle gracias a Dios por nuestro trabajo, a pedirle a Dios que nos cuide en nuestro trabajo, que es un trabajo de alto grado de peligrosidad. Debemos pedir a Dios que nos proteja pero al mismo tiempo debemos tomar las medidas de precaución necesarias, usar el equipo adecuado, porque todos los días salimos de nuestra casa y nos espera nuestra familia y en nosotros esta que regresemos” refirió el dirigente empresarial.
Los trabajadores de la construcción dieron a conocer que se encomiendan a la Santa Cruz para que los proteja en su trabajo que es de alto riesgo, como el señor Antonio originario de San Pablo del Monte, quien dijo que además de los riesgos de este trabajo, lamentablemente, los trabajadores de la construcción no cuentan con seguridad social ni prestaciones a los que tienen derecho, lo que los hace vulnerables a cualquier accidente. Agregó que en parte son los patrones quienes no cumplen con esta responsabilidad.
“A la fecha gracias a Dios no me ha sucedido nada grave solo “machucones y cortadas pero nada grave como a otros de sus compañeros”
La CMIC otorgo diversos premios a los ganadores de los primeros lugares en el concurso de cruces como el señor Arturo Martínez Millán, quien lleva más de 25 años trabajando en este sector de la construcción, quien gano el primer lugar del concurso de cruces, en la categoría de más de 70 centímetros. El señor refirió que se dedica a la construcción desde hace varios años, y realizó su cruz con material de varillas y otros materiales, quien se ganó una pantalla y una bicicleta.