• El robo fue cometido por seis hombres armados en inmediaciones de la Laguna de San Baltazar.

Odilón Larios Nava. – Habitantes de la capital poblana fueron una vez más víctimas de la delincuencia en el transporte público, en esta ocasión les tocó a pasajeros de la ruta 4, cuando seis violentos sujetos, todos armados, subieron por la fuerza a la unidad el pasado jueves por la noche y atracaron a los pasajeros y al conductor, en inmediaciones de la Laguna de San Baltazar. Exclusivamente robaron los equipos celulares de las personas que iban a bordo.
Según el testimonio de uno de los pasajeros, la actitud del policía que acudió a tomar conocimiento del robo molestó a muchos de las víctimas, pues varias personas pretendían ir a denunciar, pero el uniformado les dijo que no podían ir todos y que solo debería acudir uno. Además de que ni siquiera fue capaz de implementar un operativo de búsqueda por las inmediaciones.
Según el entrevistado, la unidad era la número 15, de la ruta 4, y el asalto ocurrió alrededor de las ocho de la noche del jueves, a la altura de “la cuchilla” que se hace en la Laguna de San Baltazar a unos metros del mercado Zapata.
Explicó que los seis sujetos estaban parados esperando que se detuviera la unidad, pero el chofer se percató que tenían mala pinta, y se iba a seguir derecho. Pero uno de los sujetos se le puso enfrente obligándolo a detenerse.
En ese momento subieron los seis delincuentes por delante y por detrás. De inmediato amagaron a todos los pasajeros con armas de fuego, todos iban armados. Entre los pasajeros iba un hombre con uniforme de guardia de seguridad, el cual llevaba una mochila, los ladrones pensaron que podría ir armado y le pegaron un cachazo en la cara después lo revisaron para cerciorarse que no llevara arma. También golpearon a otro pasajero que sufrió una crisis nerviosa.
El entrevistado aseguró que los delincuentes robaron exclusivamente los celulares, no se interesaron por dinero u otros objetos. Cuando tuvieron el botín en su poder, descendieron y huyeron a pie.
De inmediato fueron a avisar a una patrulla que estaba metros adelante, le indicaron al patrullero lo ocurrido, pero éste no fue a buscar a los ladrones: “Solo nos dijo que no podíamos ir a denunciar todos, que solo debía ir una persona, pero no hizo nada por ir tras los rateros”.