Producto de un amplio acuerdo entre los sectores productivos del país y el Gobierno de México, este día inicia el proceso de recuperación salarial bajo criterios de responsabilidad con lineamientos dispuestos por el Banco de México. Se trata de un acto de madurez política que genera confianza fortalece a la nación.

 

En el marco del acto público en el que se dio a conocer la Nueva Política de Salarios Mínimos, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció:

 

“Se ha logrado por unanimidad. La Comisión de Salarios Mínimos acordó ese nuevo salario de manera unánime; es decir, todos ustedes, los integrantes de la comisión estuvieron de acuerdo. Significa, en esencia, el acuerdo de los tres sectores de la producción: la participación del sector privado, del sector obrero y del sector público, del gobierno.”

 

Recordó que durante décadas el salario mínimo cayó en detrimento de la economía familiar: “Hay quienes sostienen que se perdió el 70 por ciento del poder adquisitivo del salario en estos últimos 30 años. El Banco de México reconoce una pérdida del 60 por ciento.”

 

Este logro, que significa un paso contundente hacia la recuperación del valor de la fuerza laboral, fue destacado así por el Ejecutivo:

 

“Es un acto que fortalece al gobierno, fortalece a la sociedad. Sobre todo, fortalece la imagen de nuestro país en lo interno y en lo externo. Es un acto de madurez política, de mucha responsabilidad, de conciliación, de acuerdo; un acto que da confianza para seguir adelante y mejorar las condiciones económicas y las condiciones sociales y laborales en nuestro país.”

 

Agradezco disposición de trabajadores y empresarios

 

Para llegar a este momento fue necesaria la confluencia de voluntades y la disposición de los sectores productivos en avanzar hacia tiempos nuevos, por lo que el mandatario reconoció la participación de cada uno:

 

“Agradezco mucho a los trabajadores y a sus representantes; dirigentes de centrales obreras, dirigentes sindicales, de todas las corrientes del pensamiento. Muchas gracias por este esfuerzo.

 

“Y agradezco mucho a los representantes del sector empresarial, porque ellos son pieza clave en este acuerdo. Los representantes del sector obrero, claro que quieren que aumente el salario, pero muchas veces los representantes del sector empresarial actúan de manera precavida o con más cuidado cuando se trata de aumentos al salario. Pero se ha llegado a un consenso donde los empresarios de México están apoyando.”