• Se presume que la víctima y su verdugo tenían viejas rencillas, pero se desconoce la razón de las diferencias entre ambos.

Odilón Larios Nava.- Con dos certeros balazos en la cabeza fue asesinado un hombre de 37 años de edad, en calles de la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas. Se presume que se trató de algún ajuste de cuentas, el robo quedó descartado pues no le robaron nada.
El homicidio se registró en la calle Francisco I. Madero esquina con la Segunda Privada de Rayón, alrededor de las 03:30 horas. El hoy occiso y un amigo viajaban a bordo de un Nissan, Platina, con placas de circulación TXW-35-84 del estado de Puebla, color arena.
El hoy occiso de nombre Rodrigo Artemio Cazares Domínguez, de 37 años de edad, iba acompañado de su amigo Enrique P., de 25 años de edad, ambos se desempeñaban cargadores en una empresa de banquetes.
Momentos antes del ataque habían acudido a comprar bebidas al OXXO que está a unos metros de donde fue asesinado Artemio. Al ir de regreso se les acercaron dos hombres, sobre Francisco I. Madero, uno de ellos le dijo a Cazares Domínguez, ya sabes quién soy.
En ese momento echaron el Platina en reversa, Artemio recibió un balazo en la frente y en la intercepción con Segunda Privada de Rayón, descendió para salir del carro e intentar huir pero fue alcanzado por su victimario y le propino un balazo justo en la coronilla de la cabeza.
Los responsables escaparon y Artemio quedó tendido a un costado del Platina, su amigo Enrique llamó al 066 para pedir ayuda. Un fuerte dispositivo a cargo de la Policía Estatal, Municipal y Ministerial, llegó hasta el lugar.
El amigo de Rodrigo informó a las autoridades la identidad de al menos uno de los posibles responsables del homicidio, el cual momentos después fue detenido por la policía ministerial. Se trata de Raúl F. C., de 29 años de edad, quien quedó detenido como probable responsable del asesinato.
Peritos y personal de la Agencia del Ministerio Público de Homicidios acudieron para realizar las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciar las investigaciones de rigor.
Se mencionó que el asesino y su víctima tenían viejos problemas, por lo que el presunto homicida al verlo fue por un arma y luego regresó para matar a Artemio. Hasta el cierre de esta edición se desconocía el motivo de las diferencias entre los dos hombres.