Una de cada dos personas en México mayores de 60 años tiene diagnóstico médico de padecer diabetes, de los cuales el 27% son hombres y 32% mujeres. Datos estadísticos que preocupan y ocupan a la dirigencia estatal de la sección 23 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que permanentemente establece diferentes mecanismos para fomentar una mejor calidad de vida en los más de 15 mil docentes jubilados y pensionados.

En este marco de un envejecimiento activo con dignidad, el líder magisterial Alejandro Ariza Alonzo encabezó la Segunda Jornada Nacional de Salud y Bienestar a la que fueron convocados cientos de docentes y trabajadores de apoyo a la educación de las diferentes regiones sindicales en que se divide la entidad.

Jornadas Nacionales de Salud y Bienestar que en los últimos dos años han sido realizadas 35 en todo el país y que afirmó Ariza Alonzo, son una muestra clara de una organización sindical como el SNTE que se adelante a los tiempos, “en el cumplimiento de los ejes estratégicos Seguridad social y calidad de vida, Sindicalismo de servicio, Certeza laboral y Cercanía entre dirigentes y agremiados, no descuidamos la parte esencial y desarrollo armónico en la vida de todos los maestros, por ello estas actividades que están encaminadas a conocer la prevención y tratamientos de las enfermedades que aquejan con mayor frecuencia a nuestros compañeros jubilados”.

Entre las enfermedades más recurrentes entre los trabajadores de la educación jubilados, se encuentra en primer lugar la diabetes, seguido por hipertensión, cáncer de mama y próstata. En el caso de la diabetes, de acuerdo a datos estadísticos, en el mundo actualmente hay más de 430 millones de pacientes con esta enfermedad, cuyo principal factor para padecerla es el sobrepeso debido a una alimentación no adecuada y a la falta de ejercicio.

El secretario general de la sección 23 del SNTE, explicó que estas actividades son para promover una cultura de la prevención para una madurez plena y un envejecimiento activo y saludable, “la impartición de estos talleres es para fomentar, desde un enfoque multidimensional la medicina preventiva, la práctica de una vida saludable, la revalorización y el desarrollo integral de los adultos mayores”.
Durante el jornada se realizaron los talleres: Envejecimiento activo, Psicología del adulto mayor/una perspectiva para mejorar la calidad de vida, y la Medicina del trabajo.