• Se hizo la declaratoria de emergencia para 12 municipios del Estado de México.

• La mecánica para recibir los apoyos será a través de tarjetas como en Chiapas y Oaxaca.

Durante el recorrido en el municipio de Joquicingo, el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, informó que ya se ha realizado la declaratoria de emergencia para 12 municipios del Estado de México que resultaron con severas afectaciones tras el sismo del pasado 19 de septiembre.

Mencionó que los municipios afectados son: Amecameca, Atlautla, Ecatzingo, Malinalco, Nezahualcóyotl, Ocuilan, Tenancingo, Tepetlixpa, Tianguistenco, Villa Guerrero, y Zumpahuacán, por lo que, destacó, una vez realizada la declaratoria de emergencia se puede proceder a la canalización de recursos, sumarlos a los que el propio Gobierno del Estado pueda destinar, y con ello, las familias puedan empezar la reconstrucción de sus viviendas.

El Primer Mandatario mencionó que el Gobierno del Estado de México con las Fuerzas Armadas, y con la participación decidida y comprometida de los propios vecinos de cada uno de los municipios afectados, ha emprendido la labor de limpieza, de demolición de casas que resultaron dañadas, y de reubicación de las familias afectadas.

Reiteró su llamado a que los propios ciudadanos se cercioren de que “quienes reciben algún tipo de apoyo, sean estrictamente las personas afectadas, las familias afectadas”.

Mencionó que la mecánica de atención para los municipios mexiquenses mencionados será la misma que se ha seguido en las entidades de Chiapas y Oaxaca, que resintieron daños por el sismo del día 7 de septiembre.

“Algo que les quiero dejar muy en claro: vamos a emprender un censo, vamos a ver cuáles son las afectaciones reales vivienda por vivienda, vamos a buscar acelerar esta labor de identificación de daños”, dijo. “La propia población nos irá alertando dónde hay afectaciones para que llevemos ahí el censo correspondiente”.

Indicó que las viviendas con daños totales, inhabitables, habrán de reconstruirse como viviendas nuevas, y en los casos de daños parciales se generarán apoyos como el de empleo temporal para que la población pueda, con su propia mano de obra y teniendo un apoyo económico, ayudar en la labor de reparación.

Ante pobladores de este municipio, el Presidente de México recordó su llamado a que las mujeres de cada comunidad sean quienes vigilen que los apoyos que se otorguen a cada una de las familias realmente se dediquen para la labor de reconstrucción, mediante el mecanismo de autoconstrucción. “No vaya a ser que se ocupe para otra cosa y al rato no tengamos las casas que tenemos que reconstruir”, enfatizó.