En esta administración las compras serán compactas y si se necesita, se realizarán licitaciones internacionales con supervisión de la ONU, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“No sólo van a ser compras compactas, no sólo se va a buscar que se compren todos los medicamentos de las instituciones de salud del gobierno, compras consolidadas, si se necesita, si es necesario, lo estamos analizando, van a ser licitaciones internacionales con supervisión de la ONU, todo lo que se adquiera, porque es mucho lo que se pierde, se fuga en todo lo que es el sector salud”, subrayó.

En conferencia de prensa matutina, el mandatario anunció que en breve dará a conocer a los proveedores de medicamentos con los que el anterior gobierno federal adquirió medicamentos a sobreprecio.

“Hoy les vamos a dar a conocer lo de los proveedores, y ayúdennos también a investigar.

Imagínense, si se compran alrededor de cuatro mil millones de dólares, un poco más, de medicinas y de materiales de curación, y un proveedor vende mil millones de dólares.

¿Qué es eso? O sea, es mucho, puede ser legal, pero es como increíble (…) Ayer lo comentaba, tres empresas le vendieron al Seguro y la Issste 36 mil millones de pesos, tres. Muy concentrado todo”, resaltó.

El presidente destacó que la inversión pública de Pemex crece este año 40 por ciento con relación al 2018 y se generan ahorros hasta del 30 por ciento en contrataciones de obra, perforación de pozos y servicios de mantenimiento, por lo que la empresa productiva cuenta con presupuesto suficiente y los recursos rendirán más.

Adicionalmente, dijo, se cuenta con 50 mil millones de pesos para la construcción de la Refinería Dos Bocas, obra para la que probablemente se anuncie la licitación el próximo 18 de marzo junto con un informe sobre el estado Petróleos Mexicanos.

La construcción de la refinería concluirá en tres años y costará entre 6 y 8 mil millones de dólares. Dijo que una vez que esté lista, México tendrá petróleo suficiente.