A partir del primero de septiembre y por instrucciones del presidente municipal Antonio Gali Fayad, se congelan las plazas en el ayuntamiento de Puebla, de tal manera que no habrá contrataciones ni se cubrirán vacantes, solamente las relacionadas a seguridad y áreas con impacto social.
El secretario de administración, Rafael Ruiz Cordero informó que no tiene un estimado de cuánto ahorrarán por dicha medida, pero consideró que será benéfica para las arcas municipales; por proceso de jubilación tan solo tienen a 64 personas.
“Empezamos el primero de septiembre. Depende de las renuncias, habrá muchas vacantes. No tenemos el cálculo porque son percepciones diferentes. Tenemos que sumar lo que ganan cada uno de ellos”.
Describió que solamente se contratará a personal de seguridad pública y protección civil, áreas que tienen importancia debido a la interacción con los ciudadanos.
“Efectivamente plaza que se desocupa y queda vacante se congela, salvo de policía y protección civil, y área operativas que brindan servicios a los ciudadanos y con previa instrucción del presidente. Quedan fuera administrativa y operativas que no sean verdaderamente sustantivas”.
Al final, destacó que parte de los ajustes que realizará su dependencia para el 2016 es la continuación de la reducción salarial, este año se ahorraron 20 millones de pesos; y por mantenimiento de vehículos y combustible calculan una reducción de 40 millones de pesos.