• Se trata de una mujer originaria de Veracruz que viajaba rumbo al tianguis de Tepeaca.
• En el autobús viajaban más comerciantes, se estrellaron contra un camión cargado de mangos.

Odilón Larios Nava.- Un grupo de comerciantes procedentes de Veracruz sufrieron un percance vial que cobró la vida de una mujer de 40 años y dejó a otros 16 lesionados, de estos últimos cuatro están graves. El accidente ocurrió la madrugada de este viernes en el kilómetro 190+800 de la autopista Puebla-Córdoba, a la altura de San Miguel Xaltepec, en Palmar de Bravo.
El conductor del autobús turístico se impactó contra un camión cargado con 20 toneladas de mangos. Los dos choferes escaparon dejando abandonadas las unidades. El vehículo responsable es de la línea BUSTUR, color blanco, con placas de circulación 951-RJ-5, con número económico 17815, el cual salió el jueves a las nueve de la noche de Minatitlán, en el estado de Veracruz. A bordo viajaban cerca de 40 comerciantes que se dirigían al tianguis de Tepeaca.
Los reportes iniciales señalaron que la mujer que falleció en el choque respondía al nombre de Catalina Duarte Arias, de 40 años de edad, había subido al autobús en el municipio de Acayucan, Veracruz, en donde la unidad había hecho una escala. Esta mujer era originaria y vecina de Moyoapan, en el municipio de Ixtaczoquitlán, también en la entidad veracruzana.
Alrededor de la 03:30 horas el conductor del autobús se encontró de frente con un camión de carga que no llevaba luces traseras, por lo que volanteó hacia el carril de alta para librar al vehículo que tenía enfrente. Pero en esta maniobra no se percató que había otro tráiler en el carril al que pretendía ingresar con su unidad, por lo que viró abruptamente a su derecha y terminó incrustándose contra el tortón cargado con 20 toneladas de mango.
El conductor del tortón siguió acelerando y logró desprenderse del autobús, pero dejó abandonada su unidad a 200 metros y escapó. Luego de ver lo anterior, el chofer del autobús también escapó.
Los pasajeros quedaron atrapados pues no podían salir. Fueron auxiliados por pobladores del lugar, quienes al escuchar el impacto del choque acudieron a ver lo que ocurría y no dudaron en romper los cristales para rescatar a los comerciantes.
Los lesionados fueron atendidos por los paramédicos de Caminos y Puentes Federales (Capufe), mientras que los rescatistas de la misma corporación los trabajos correspondientes para desprensar el cadáver de la mujer que pereció. Las diligencias del levantamiento corrieron a cargo de personal de la Policía Federal.
Los 16 lesionados fueron revisados, pero sólo seis requirieron ser llevados al Hospital General de Tepeaca para recibir atención de los especialistas en medicina. De estos seis, cuatro se encontraban considerados como muy graves y de pronóstico reservado.