Por Patricia Moreno Sánchez

Desde muy temprano miles de poblanos y visitantes llegaron al bulevar 5 de mayo para disfrutar del Desfile conmemorativo del cada 5 de Mayo fecha en la cual se recuerda la Batalla de Puebla.
Las personas comentaron que no importa la desmañanada, el frío de la mañana y más tarde el calor, con tal de poder apreciar los contingentes escolares, en algunos muchas llegaron del interior del estado o buen de otras entidades federativas.
Don José Gabriel Olarte y Molina; comentó a este diario que, junto con algunos familiares, llegó desde las 5 de la mañana para apartar lugar en las sillas que colocó el Ayuntamiento poblano de forma gratuita.
Agregó que lamentable que muchas personas, chicos y grandes no conocer el origen del Desfile conmemorativo a la Batalla de Puebla. Explicó que este desfile se realiza para conmemorar la primera vez que el Ejército Mexicano logra derrotar a una potencia extranjera que fue la francesa, que buscaban apoderarse del territorio. Refirió que él sus 77 años tiene buena memoria y recuerda lo que aprendió de la historia en la escuela.
“Lamentablemente, ahora muchos niños desconocen la historia de Puebla, no sabemos por negligencia o por otras razones los maestros parece que no les enseñan bien. Es una lástima que mucha gente desconozca lo que hicieron nuestros antepasados por salvarnos de la invasión francesa”.
En el recorrido por el Bulevar 5 de Mayo, nos encontramos a la señora Hilda, proveniente de Guadalajara, quien afirmó que el Desfile le pareció hermoso, novedoso y muy ilustrativo.
“Estamos felices de estar en Puebla, ya nos habían platicado de este desfile, pero ahora hemos comprobado que es muy bonito y por qué lo celebran”,
Algunas personas se molestaron porque, pese a que se aseguró por parte del Ayuntamiento de Puebla no se permitiría la renta de sillas, en varios tramos de esta vialidad, se realizó esta irregularidad. Lo que no permitía que las personas se colocaran en los camellones para disfrutar del desfile, al menos que rentaran las sillas.
“Se supone que no iban a rentar sillas, pero en la calle todo mundo hace su agosto, y no nos permiten estar aquí hasta que rentemos una silla” afirmó Emmanuel.
Posterior a la molestia de las personas los inspectores del municipio ordenaron retirar las sillas y los responsables se vieron en la necesidad de regresar el dinero a algunas familias que ya estan en sus lugares.
No obstante al iniciar el Desfile del 5 de Mayo, todos los inconvenientes, se olvidaron parta dar paso a la alegría , la música y el orgullo de los contingentes escolares, los militares y lo espectacular de los carros alegóricos.
La gente aplaudía, echaban porras, confeti a los contingentes de escolares preferidos, muchas personas alcanzaron sillas al frente, otras compraron los bancos de madera entre 40 y 80 pesos, otros en los cruces de las calles, colocaron escaleras y se subieron con todo y niños para ver mejor. Otros incluso como cada año acercaron sus vehículos, se subieron al capacete para observar el pase de los contingentes.
Mencionar que algunas personas se subieron a las bardas, a las ventanas de casas cercanas, en los árboles y hasta en los monumentos para poder ver algo del desfile.
Empero hubo otras personas que llegaron tarde y por la cantidad de gente no pudieron observar esta Parada Cívica, como es el caso de la señora Pérez.
“Ya no vinos nada, llegamos tarde, solo escuchamos el paso de los contingentes y de los carros alegóricos , ya no vimos nada, dijo tristemente la señora.
Los que hicieron su agosto fueron los ambulantes que comercializaban desde torta de jamón, coctel de fruta, gelatinas, los famosos bolis congelados, ahora el café americano. Además de otros artículos desde gafas para el sol, películas, coronas de flores para las niñas, sin faltar los sombreros de paja, y de cartón, así como las sombrillas de cartón y de tela, y de algunos partidos políticos como el PAN.