*Los Puntos Fair Play decidieron el pase de Japón, algo inédito.
*Los Cafeteros ganaron el Grupo H, Bélgica el Grupo G.

La Copa Mundial vivió una jornada sin precedentes en la historia: Rusia 2018 es la primera edición en la que las posiciones de un grupo se definen en base a la clasificación de los Puntos Fair Play.
El pionero fue Japón que, pese a perder ante Polonia por la mínima, se aprovechó de la victoria colombiana ante Senegal. Con japoneses y africanos igualados en todo en el segundo puesto del grupo H, el -4 a -6 en la tabla de la deportividad -confeccionada en base a amarillas y rojas sufridas- le dio el pase a los asiáticos.
Jugarán ante Bélgica en Rostov el 2 de julio por el golazo de Januzaj, que le dio a los Diablos Rojos el Grupo G al vencer a Inglaterra. Los belgas se suman a un lado del cuadro de infarto: entre los equipos que lo forman suman 10 títulos mundiales y 6 subcampeonatos. Del otro hay solo dos copas y un segundo puesto.
Por allí irán los Three Lions, que enfrentarán el 3 de julio en Moscú a Colombia. Los de José Pekerman volvieron a necesitar la cabeza salvadora del central Yerry Mina. Pese a la algarabía por su tercera clasificación a octavos de la historia, tienen la preocupación de la lesión muscular de James Rodríguez.
Como para despedirse con una sonrisa, Túnez logró lo que no conseguía desde Argentina 1978: ganar. Fue 2-1 ante Panamá. El gol de Kakhreddine Ben Yousssef, el del empate, fue el 2.500 de la historia de los Mundiales.
La única vez que se habían utilizado previamente los Puntos Fair Play para desempatar entre dos elecciones en un torneo FIFA fue en la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Papúa Nueva Guinea 2016. Gracias a la buena conducta, Estados Unidos le ganó a Francia el Grupo C.