Demostrando con hechos, el rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, BUAP, cumplió el día de ayer con lo estipulado en el Plan de Desarrollo Institucional, PDI, al colocar la primera piedra para la construcción del edificio multiaulas del Área de la Salud de la máxima casa de estudios, que tendrá una inversión estimada de 80 millones de pesos.
Dichas acciones son “un ejemplo claro de la generación de sinergias y trabajo en equipo, para atender las necesidades de esta comunidad universitaria y con ello mejorar la calidad educativa de las unidades académicas que ahí conviven”, afirmó el Rector Alfonso Esparza Ortiz.
Acompañado de los funcionarios del Área de la Salud, Esparza Ortiz enfatizó que esta obra resolverá las necesidades de espacio y se sumará a otros proyectos que beneficiarán directamente a los estudiantes, quienes son el eje fundamental de su administración.
El nuevo complejo se ubicará en la 31 Poniente y 13 Sur y tendrá cuatro niveles con conceptos innovadores en sistemas bioclimáticos, iluminación y ventilación natural, minimizando con ello el uso de energía eléctrica; así como zonas verdes para crear variantes de temperatura y corrientes internas que auxilien la renovación del aire.
El edificio contará con 60 aulas en total para licenciatura y posgrado, una biblioteca, varios laboratorios, áreas verdes, oficinas administrativas, salas audiovisuales y de completo silencio, lockeres, cubículos de estudio, entre otros espacios.
Estas acciones, cabe recordar, se suman a las que están pendientes dentro del Plan de Desarrollo Institucional, PDI, en la que también se contempla la construcción de lo que será el nuevo complejo de la Facultad de Ingeniería, un edificio alterno que tendrá un costo aproximado de 30 millones de pesos.
Dicho complejo servirá para ampliar las instalaciones de esa unidad académica en beneficio de estudiantes y docentes como de investigadores, pues no sólo albergará nuevas aulas para dar cabida a más a estudiantes, sino que también podrán instalarse algunos laboratorios y oficinas administrativas.
También es preciso recordar las obras que emprende la BUAP fuera de la capital poblana, donde el propio rector, Alfonso Esparza Ortiz, aseguró que con base en lo establecido en el PDI, la universidad que dirige, por igual, inició obras de suma importancia en la región de Tecamachalco para extender el ámbito educativo en esa parte del estado.
Acciones que se vieron reflejadas, por otra parte, en la región de Teziutlán donde se estableció una nueva carrera, la cual aprobó en su sesión ordinaria de febrero de este año, el Consejo Universitario, quienes consideraron oportuno abrir la Licenciatura en Medicina Familiar y Comunitaria, misma que a partir de agosto próximo se impartirá en el Complejo Universitario de la Salud en Teziutlán, inmueble que fue rescatado por las autoridades universitarias, tras ser donado por el gobierno del estado.
Todas estas acciones en favor de la comunidad universitaria han sido gracias también a que la BUAP ha contado hasta el momento con los recursos financieros para emprender las obras antes mencionadas, de acuerdo con lo que en su momento dijo el propio rector la semana pasada, en a que recordó que para estas y otras obras más, la universidad cuenta con más de 500 millones de pesos, mismos que se están aplicando de manera puntual.