El ayuntamiento de Puebla coadyuva con la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para buscar el cuerpo de Paulina Camargo, joven embarazada y presuntamente asesinada por su pareja, José María Sosa.
Actualmente los residuos que se recogen diariamente en la capital poblana están siendo depositados en un punto alterno al tiradero ubicado en Chiltepec, para evitar el acumulamiento de basura e impida la búsqueda.
Desde el domingo pasado, el presidente municipal Antonio Gali Fayad instruyó a la empresa SUPSA y PASA para colaborar con la autoridad desde el día en que se conoció que el cuerpo de la joven mujer podría estar en el relleno.
“Diariamente ingresan entre mil 500 a mil 700 desechos diarios en el relleno. El presidente municipal instruyó a todo el personal el día de ayer (domingo), se tirara en un sitio distinto”, dijo el coordinador del organismo Operador de Limpia, Jesus Carvajal Chartuni en una entrevista concedida en un noticiero radiofónico.
En tanto, la regidora del PAN, Miriam Arabian Couttolenc consideró urgente instaurar la alerta de género, pues así empezó Ciudad Juárez Chihuahua.
“Van tres casos que sabemos pero van muchos más. Uno de los síntomas que hay una descomposición social es el tema de asesinatos en mujeres. Así empezó ciudad Juárez, el primer síntoma para que fuera lo que llegó a ser es matar a mujeres con total impunidad. Encender la alerta, eso es prioritario”, finalizó.
En tanto, el regidor del PRI, Iván Galindo Castillejos se apostó por incrementar aún más las penas para frenar los homicidios contra mujeres.
“Hay una crisis de valores a nivel nacional, Puebla no puede hacer oídos sordos, no estoy diciendo que la autoridad pecó de omisa. Debe existir un fortalecimiento de los valores y el DIF y SEDESOL deben establecer programas para ello”.