Aquellos que formen parte del Congreso de la Unión en la próxima legislatura tendrán que hacer una revisión detallada de los aspectos que integran la Reforma Energética que se propuso por parte del Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto, y que con base en lo que se informó a la ciudadanía los precios de los productos energéticos en nuestro país presentarían decrementos en beneficio de la población.

Así lo expresó el presidente del Consejo Nacional de Organismos Empresariales (COE), César Bonilla Yunes, quien destacó que uno de los principales planteamientos que se establecieron para su aprobación destacaba que con base en la “libre competencia” los precios de los combustibles tendrían una importante disminución situación que no se ha visto.

“En lo que va de este año y tan sólo en el mes de febrero de acuerdo con el reporte que presentaron los distribuidores de gasolina ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE) el aumento de la llamada Gasolina Regular fue del 3. 8 por ciento, es decir de 67 centavos por cada litro, esto a nivel nacional, situación con la cual se revela que la reforma no trajo verdaderos beneficios para la población en general”, expresó.

Cabe mencionar que actualmente la Gasolina Magna o regular es utilizada para las actividades cotidianas de 85 de cada cien mexicanos, además de que esto ha impactado el precio de muchos de los insumos que se consumen de manera diaria en nuestro país, puesto que la mayoría de los consumibles se tienen que transportar por vía terrestre y esto ha impactado de manera considerable afectando la economía de todos.

Tan sólo en el caso del huevo en la Central de Abasto de Puebla, durante la primera semana de marzo se ubicó en 33 pesos por kilo en caja, mientras que en los mercados y las tiendas su precio llegó a los 48 pesos. El limón se cotizó en la central hasta en 20 pesos por kilogramo, mientras que en los mercados llegó a un precio de hasta 40 pesos; el plátano se encuentra entre os 18 y los 20 pesos por kilo, en la central de abasto costó 15 pesos.

Por lo anterior desde el COE solicitamos a los partidos políticos que dentro de sus plataformas y propuestas de campaña para las elecciones de este año realicen verdaderos planteamientos en beneficio de la población a la que representarán y dejen a un lado sus intereses personales y partidistas.

Los mexicanos que ganan un salario promedio de 5 mil 420 pesos ya no resisten tantos incrementos, una diferencia abismal si lo comparamos con el sueldo mensual que perciben los funcionarios como Ildefonso Guajardo, responsable de la política económica de México quien gana más de 144 mil pesos.

“El sueldo promedio del mexicano ronda los 5 mil 420 pesos mensuales, pero, según la Encuesta Ingreso-Gasto de los Hogares en México, publicada en el último trimestre del 2017 y realizada por el INEGI, el gasto mensual en cualquier hogar mexicano ronda los 9 mil 380 pesos mensuales”, ilustró.

Cabe mencionar que al cierre del mes de febrero de 2018 el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEGI) refirió que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un incremento mensual de 0.38 por ciento, así como una tasa de inflación anual de 5.34 por ciento.