Por Patricia Moreno Sánchez

El sector restaurantero denuncia cobros excesivos en la tarifa del agua potable, entre un 40 y 50 por ciento, lo que genera pagos de entre 100 mil y hasta 200 mil pesos por el servicio a la empresa Concesiones Integrales.

Arturo Delgado presidente de la Asociación Poblana de Restaurantes y Prestadores de Servicios (APRESAC) afirmó que pese a las altas tarifas el servicio sigue siendo deficiente, con agua de baja calidad, facturaciones mal calculadas, pagos elevados y en algunos casos afirmó no cuentan con el suministro del vital líquido. Además señalo que los famosos medidores son inservibles al asegurar que no garantiza que un cobro justo por el consumo.

Delgado Montiel, aseguró que el 80 por ciento de los 300 empresarios restauranteros afiliados a la APRESAC, han denunciado esta problemática de abusos y anomalías, por ello hicieron un llamado a las autoridades para que se revise la concesión otorgada a esta empresa.

“No es necesario que se cancele la concesión, basta con que se revisen los términos y la empresa se ponga a trabajar para que ofrezcan un servicio de calidad y eficiente, que beneficie a los empresarios y a la ciudadanía en general.

Agregó que los afiliados con este problema han manifestado su preocupación, al señalar que son muy altos los cobros y las multas que en muchos casos están en riesgo de cerrar.