Mary González

 

El recuento de votos no determinará el ganador o ganadora de la elección a gobernador en Puebla, ya que con todo lo sucedido se da cuenta de que existen demasiadas irregularidades que conllevarían a la anulación, así lo consideró Gabriel Biestro Medinilla.

 

En este sentido dijo que el proceso para la anulación de la elección sigue su curso.

 

En este escenario confió en que se emita un dictamen de parte del Tribunal, donde se ratifique que no hay certeza en los resultados de la elección, insistió en que bajo este argumento no se puede declarar la invalidez de la constancia de mayoría de la elección a gobernador.

 

“Todo esto demuestra que la elección en Puebla fue altera y manipulada y se espera que así quede asentado en el respectivo dictamen que emita la autoridad electoral, En el recuento siguen apareciendo irregularidades que están siendo observadas por la autoridad electoral, quienes han encontrado paquetes vacíos, sin boletas ni listados nominales, alterados, abiertos, sin sellos oficiales, y paquetes registrados en los cómputos con resultados que no coinciden con los listados nominales”, apuntó.

 

Aclaró que no es una cuestión política, como refieren los adversarios, sino hacer valer la voluntad ciudadana y en todo caso, mostrar lo qué pasó el 1, 2 y 3 de julio.

 

“En la Coalición Juntos Haremos Historia no están interesados en entrar en una guerra de dimes y diretes, ya que en este proceso de escrutinio de los 26 distritos locales de Puebla, no se trata de ver cuántos votos se ganaron sino de observar todas las irregularidades que van apareciendo”, concluyó.