Port Patricia Moreno Sánchez

La tarde de este miércoles, personal de la Procuraduría Federal del Consumidor (PROFECO) colocó sellos de suspensión en las oficinas centrales de Concesiones Integrales, presumiblemente luego de las denuncias por excesivos cobros en los recibos del servicio del agua potable. Sin embargo, al parecer, la inmovilización de las cajas se debió a que no tenían las tarifas exhibidas.

Alrededor de las 14:00 horas, personal de esta delegación llegó hasta estas oficinas que se ubican en la colonia San Manuel; para colocar sellos que tiene la leyenda de “Suspensión de la comercialización de bienes, productos y servicios”

Mencionar que desde la semana pasado diversos grupos empresariales y comerciantes denunciaron el alza en las tarifas del cobro del servicio del agua potable, de 200, 300 y hasta 400 por ciento.
Incluso el martes un grupo de al menos 100 vecinos de diversas colonias, en su mayoría personas de la tercera edad, se manifestaron frente a las instalaciones de estas oficinas de Concesiones Integrales.

Versiones extraoficiales informaron que el operativo en contra de esta empresa concesionaria continuaba, debido a que PROFECO verificaba las condiciones de operación de esta firma.

Hasta la tarde de ayer no se contaba con una versión oficial de la delegación, pues este medio busco al delegado Carlos Hernández sin respuesta.