La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) informa que en el marco de su estrategia de atención a la problemática ambiental del Río Atoyac ha clausurado 30 industrias establecidas en la cuenca de este importante afluente que cruza por los estados de Puebla y Tlaxcala, en poco más de un año.
A partir de las acciones emprendidas a partir de febrero del año 2015 a la fecha, ha realizado también un total de 592 visitas de inspección y verificación, de éstas, 298 se realizaron en Puebla y 294 en Tlaxcala, todas ellas a empresas e industrias establecidas en la cuenca del citado afluente.
Como resultado de estas visitas se impusieron 30 clausuras, de ellas 23 fueron parciales y 7 totales, además de imponer multas por un monto de $ 7.48 millones de pesos.
Las visitas de inspección de la PROFEPA se realizaron en materia de residuos peligrosos, donde las principales irregularidades que derivaron en clausura fueron no cumplir con lo establecido en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y su reglamento.
Asimismo, dichas empresas no exhibieron la auto-categorización como generador de residuos peligrosos ante la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT); ni contaron con bitácora de registro de residuos peligrosos, además de almacenar residuos peligrosos sin contar con las adecuadas medidas de seguridad y; además de no comprobar el destino final de los residuos peligrosos en un sitio autorizado.
Lo anterior se suma a las 60 recomendaciones que PROFEPA notificó a 38 Municipios de Tlaxcala y a 22 de Puebla para que tomen las medidas necesarias para el cumplimiento de sus obligaciones ambientales, particularmente en materia de descarga de aguas residuales y con ello se asegure el cumplimiento de la normatividad ambiental del agua bajo su vigilancia dentro de sus jurisdicciones.
Cabe recordar que en febrero del 2015, el Procurador Federal de Protección al Ambiente, Guillermo Haro Bélchez informó sobre las acciones a realizar para abatir el grave deterioro ambiental del afluente.
Las acciones continuarán a todo el largo del Río Atoyac realizando sobre vuelos con Drones en 13 tramos del Río Atoyac, 5 en Puebla y 8 en Tlaxcala, con la finalidad de ubicar posibles problemáticas de contaminación y así lograr contenerla realizando los actos de inspección necesarios, aplicando las sanciones conforme a lo previsto en la Ley y ordenar medidas de seguridad en contra de los establecimientos que no estén cumpliendo con sus obligaciones ambientales.