Dulce Gómez

El regidor y presidente de la Comisión de Gobernación, Miguel Méndez Gutiérrez, reconoció que el problema del ambulantaje será uno de los pendientes que podría heredar la administración del alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, a la presidenta municipal electa, Claudia Rivera Vivanco.

Pese a lo anterior, el panista acotó que la administración concluirá hasta el 14 de octubre próximo y esperó que todos los pendientes que existen queden resueltos. En este sentido, recordó que el presidente municipal ha reiterado que trabajará hasta el último día de su gestión.

“Estamos ya a poco tiempo de concluir la administración, es muy posible que sí –sea heredado-, sin embargo, me parece que el gobierno va a trabajar hasta el último día de la administración. Por lo tanto, cualquier área, en particular Gobernación Municipal deberá ejecutar sus responsabilidades hasta el 14 de octubre, entonces, esperemos que no sea un pendiente”, dijo.

Méndez Gutiérrez acotó que es necesario retomar el control de las calles y evitar que el comercio informal se siga propagando, tal y como actualmente sucede en la 6, 8 y 10 Poniente, solo por mencionar algunas.

Detalló que en meses pasados solicitó a la Secretaría de Gobernación Municipal (Segom) un informe para conocer el número de ambulantes que existen en el Centro Histórico, sin embargo, hasta el momento no ha tenido respuesta.