• Este es el delito que se le imputó al conductor de Uber que está detenido por el homicidio.
• Participaron cinco delincuentes en total en los hechos que cobraron la vida de Mariana Fuentes Soto.
• Hay dos detenidos en total; por lo que faltan tres por capturar, entre ellos el autor material.

Odilón Larios Nava.- El detenido por el homicidio de Mariana Fuentes Soto, la estudiante de cuarto cuatrimestre de la BUAP, junto con sus cómplices cuentan con antecedentes penales por robo, portación de arma y cohecho. Esta banda se dedicaba a atracar transeúntes por las noches en la ciudad y zona conurbada, especialmente en las cercanías de los bares.
Las investigaciones ministeriales permitieron establecer que José de Jesús, el conductor de Uber, utilizaba el auto de su patrón para robar – un Volkswagen, Vento, color rojo, con placas UAU-1957 del estado de Puebla –. A este hombre se la imputó el delito de “feminicidio” en el grado de coautor. Al menos tres de sus cómplices faltan por ser capturados según el informe oficial que dio a conocer la Fiscalía General del Estado (FGE).
En la audiencia de formulación de imputación realizada al mediodía de este domingo, José de Jesús, de 28 años de edad, fue señalado de ser partícipe en el homicidio de Mariana Fuentes Soto, y aunque el asesinato ocurrió durante un asalto a mano armada la Fiscalía por medio del Ministerio Público lo señaló del delito de feminicidio en grado de coautor.
Según la narración de hechos del Fiscal ante el Juez de Control, son cinco los delincuentes que participaron en los hechos que costaron la vida de la joven mujer. Entre ellos Cristian, alias “El Güero”, el autor material, el cual jaló el gatillo del arma que arrebató la vida a Mariana. Además de otros sujetos apodados El Cuyo, El Negro, y siguiendo el hilo de los informes oficiales de la Fiscalía, el quinto partícipe de estos hechos es “Gerardo Iván, alias ‘El Mexicano’”, este último se encuentra a disposición de las autoridades luego de que el 12 de octubre fue detenido por la Secretaría de Seguridad Pública por el delito de robo, y se espera en las próximas horas se le impute el delito de Feminicidio.

LA MECÁNICA DE HECHOS

De las primeras investigaciones se desprende lo siguiente:
El crimen que cobró la vida de la joven estudiante ocurrió el 30 de septiembre por la noche. En esa ocasión los cinco delincuentes mencionados abordan el Vento (no iba a dar ningún servicio de la aplicación UBER). Circularon por diversos puntos de la ciudad y robaron a varios transeúntes entre hombres y mujeres.
Las investigaciones permiten conocer que esta banda operaba de la siguiente forma: abordaban algún vehículo ya fuera taxi, o alguno que consiguieran en el momento, en este caso el Vento afiliado a UBER; después recorrían puntos de la ciudad, de preferencia cercanos a los bares; localizaban a algún transeúnte; el conductor se aproximaba a la víctima; tres de ellos descendían y lo atracaban a punta de pistola; después corrían para alcanzar el automóvil que los esperaba metros adelante; una vez a bordo, escapaban.
El sábado 30 de septiembre antes de las 21:00 horas, estos sujetos ya habían robado a diversas personas. Al escapar después de haber robado a un hombre, pasaron por la colonia Reforma Agua Azul, en donde se percataron que una joven iba caminando. Cristian, El Cuyo y El Mexicano, habrían descendido del auto y alcanzaron a Mariana, en la 45 A Poniente, cuando estaba a punto de llegar a la casa de una de sus amigas.
Los ladrones le jalaron el bolso y el celular, ella forcejeó y gritó. En ese momento Cristian, alias El Güero, le habría disparado y acabado con su vida. Los sujetos corrieron rumbo a la 17 Sur en donde a la vuelta los esperaban sus cómplices a bordo del Vento.
Según las fuentes consultadas, quienes solicitaron el anonimato, los delincuentes habrían estado decepcionados pues habían matado a la chica y sólo llevaba en el bolso una muda de ropa, consistente en falda, blusa y ropa interior, así como el celular.
Las cámaras de seguridad habrían logrado captar el vehículo en el que huyeron estos delincuentes y esta fue la línea de investigación que siguieron las autoridades ministeriales, por medio de la cual se logró detener a José de Jesús la madrugada del pasado viernes. Mientras que en un cateo efectuado el sábado por la madrugada en casa de este sujeto, se logró localizar la credencial de elector de Mariana Fuentes Soto, con lo que las autoridades dan por acreditada la participación de este conductor de Uber en el asesinato de la joven.
Ahora las autoridades trabajan en la localización de los otros tres delincuentes que aún andan prófugos de la justicia. Por el delito de feminicidio, en caso de que la Fiscalía logre encuadrarlo, podrían alcanzar sentencias que van de los 40 a 60 años de prisión.