Por: Carlos Linares Mendoza

A tan solo cinco años de su partida del llamado “Rey del Pop”, Michael Jackson sigue más vivo que muerto, y con una fortuna que asciende a 700 millones de dólares.
Fue un 25 de junio del 2009, cuando la noticia corrió como pólvora, Michael Jackson había muerto a la edad de 50 años, a dos meses de cumplir años y en la pobreza.
Se encontraba preparando una gira mundial que estaba a días de arrancar en Inglaterra, misma que llevaría por varias partes del mundo y quizás hasta hubiera llegado a México, como cuando sucedió en la década de los 90´s que ofreció shows en el Estadio Azteca.
Pero después de cinco años, la empresa Michael Jackson Estate, (que administra los bienes del fallecido cantante en nombre de su madre y de sus tres hijos) ha logrado más de $700 millones en ingresos, según un nuevo libro sobre el imperio del artista publicado recientemente, lo cierto es que Neverland se encuentra en el abandono total.
Pero Jackson sigue más vivo que muerto, su recuerdo siempre perdurará en sus fans y altas ventas de discos después de su muerte, las giras con performance que han surgido a nivel mundial, al grado que hasta volvió a los escenarios en mayo de este año, en forma de holograma durante la entrega de los premios Billboard precisamente en Las Vegas, donde cantó “Slave to the Rythm”, una canción grabada en 1991 y que pertenece al álbum “Xscape”, editado en mayo, bajo el sello discográfico de Sony Music.
Finalmente cabe mencionar que Michael Jackson, nació en Gary, Indiana (Estados Unidos), el 29 de agosto de 1958, inició su carrera musical en los años sesenta, siendo aún un niño, en compañía de sus hermanos, “The Jackson Five”, actuando en importantes escenarios como el Teatro “Apollo” de Nueva York.